De cada 100 usuarios que estáis leyendo este post, 39 lo estáis haciendo desde un navegador Google Chrome, 21 desde un Internet Explorer, 16 desde un Firefox, 14 desde Safari, el navegador de Apple, y 7 desde el navegador de Android, el sistema operativo de Google para móviles. Todo aproximado, según las estadísticas de Google Analytics para nuestra red. 

No son estadísticas muy distintas del conjunto de Internet. Según cifras de statcounter a julio de 2013, Google es el navegador más usado en el mundo, con un 36,3% de las visitas; Explorer, de Microsoft, tiene una cuota del mercado del 20%; Firefox, del 16%; Safari un 11% y el navegador de Android, un 5%.

Esto no era así hace cinco años. Tampoco en Unience. En nuestra red, casi todo el mercado se lo repartían entre Microsoft Explorer y Firefox, siempre con dominio del primero. mientras que Chrome tenía una presencia mínima y Android ni siquiera existía.

 

navegadores unience

¿Estos cambios se pueden ver de algún modo en la evolución de estas compañías en bolsa? Bueno, sí y no. Quiero decir, tanto Google como Apple como Microsoft tienen otros productos o negocios con los que realmente generan la mayoría de sus ingresos. Los navegadores en sí mismos no son una línea de negocio. Por lo tanto, a priori relación limitada. 

Así, por ejemplo, la mejor opción hace cinco años habría sido sido comprar Apple, cuyo navegador Safari todavía está cuarto (aunque cerca ya de Firefox, cuya matriz no cotiza en bolsa) por mucho que esté en sus máximos históricos. Pero claro, en el caso de Apple la clave su de su cotización ha sido más la venta de 'hardware', sus iphones y ipads... Habrá que ver ahora.

Sí se puede ver una relación más directa en el caso de Google e indirecta en el caso de Microsof. La primera ha ido integrando alrededor del usuario toda la experiencia de navegación, el registro de usuario, el correo... Cada vez más y más datos para conocer mejor al cliente y segmentar mejor la publicidad. 

Visto en perspectiva, es impresionante cómo le ha comido la tostada a Microsoft. No es de extrañar que Google suba en bolsa el doble que Microsoft en los últimos cinco años, aunque esta última además ha arrastrado otros problemas importantes, entre ellos de estrategia y liderazgo.

Sumando Chrome y Android, navegadores que hace seis años no existían, tienen ahora casi la mitad de la cuota de mercado de navegadores, justo la que tenía entonces la compañía del Windows que por el contrario ha visto reducir su cuota a más de la mitad. Y la tendencia no tiene aspecto de frenarse. 

¿Quiere decir esto que Microsoft seguirá cayendo? No. Ni mucho menos. De hecho, en el último año ha subido fuerte... E incluso lo ha hecho bastante mejor que Apple.

Eso sí...  Las líneas de negocio de Microsoft y Apple creo que están más comprometidas a día de hoy que las de Google... Veremos.