Si el clima ya es irrespirable económicamente y políticamente en Europa, ha llegado esta mañana otra desgraciada gota para colmar el vaso en forma de tragedia.
 
Hace unos minutos se ha producido una explosión en una planta nuclear en Francia, perteneciente a Electricité de France, en Marcoule.
 
Las primeras informaciones apuntan a un muerto y cuatro heridos, y se habla de riesgo de fuga radioactiva, en estas siempre confusas noticias iniciales tras un accidente de este tipo.
 
El efecto de la explosión en la cotización de EdF ya se puede ver en su cotización, que se desploma más de un 6%, hasta  mínimos de mucho tiempo
 
 .