El fondo de inversión más grande de España, el Foncaixa Equilibrio Estable, que acaba de superar los 10.000 millones de euros en activos bajo gestión, ha aumentado el peso de los bonos italianos en cartera en los últimos meses.  

Lo comenta Jaime Garrido, nuevo gestor del fondo desde el pasado mayo ( como ya comentamos por aquí), en su informe mensual de julio: "Durante el periodo destacamos la preferencia relativa de deuda pública italiana frente a la española". 

Y lo refleja en su cartera. De las cinco mayores posiciones en renta fija a cierre de julio, tres son emisiones del Tesoro italiano a diferentes plazos, dos de ellas con vencimiento en 2018, con peso cercano al 5,5% sumando las dos; y otra a 2024, en la que tiene un 2,3% a cierre de julio.   Es decir, que sólo con estas tres posiciones del Top 5 de su cartera el fondo ya tendría cerca de 800 millones de euros en deuda pública italiana.

Esta exposición crece si miramos al conjunto de la cartera. Si mis cálculos no me fallan, mirando el informe semestral de CNMV, a cierre de junio ya tenían más del 22% de la cartera en bonos y letras del Tesoro de Italia y, de acuerdo con el comentario del gestor, en julio, aún habrían aumentado más esa posición, por lo que su exposición a los títulos del país transalpino superaría claramente los 2.000 millones de euros.

En cambio, la exposición a deuda del Tesoro español, mirando la cartera a cierre de junio en CNMV, se quedaría cerca del 8%, casi una tercera parte de lo invertido en deuda italiana.


Dicho de otro modo, si usted es uno de los 260.000 clientes que tiene este fondo en sus distintas clases de acciones, ya sabe que 1 de cada 4 euros invertido en el mismo está en deuda italiana. Si le suma la deuda publica española, pasaría a ser 1 de cada 3 euros en deuda de ambos países. 

El movimiento del equipo de gestión liderado por Jaime Garrido de apostar relativamente por Italia frente a España se intensifica cuando nos acercamos a un periodo que podría generar inestabilidad política en España por las elecciones que vienen. 

Primero, por las elecciones de Cataluña, que el actual presidente de la Generalitat, Artur Mas, convocó dándoles un carácter prebiscitario y con una lista unitaria pactada con ERC para declarar la independencia en caso de obtener mayoría absoluta. Segundo, las elecciones generales, de las que podría surgir un escenario de complicada gobernabilidad, si se cumple el guión que marcan las encuestas.

En el lenguaje de los inversores, esto se traduce como incertidumbre. Y no les gusta nada. Por eso, si puedes elegir bonos de un país con un horizonte más tranquilo, como es el caso italiano, lo lógico es hacerlo, a pesar de que el crecimiento de su economía sea menor como sucede ahora.

Muchos gestores están actuando de esta manera en estos últimos meses, como este fondo de La Caixa. Esto ha supuesto que suba la prima de riesgo española frente a la italiana. Así, la diferencia entre ambas se ha ido ampliando y ahora es de casi 20 puntos básicos más en el caso de España.
 

Este fondo de La Caixa, en sus diferentes versiones Estándar, Premium y Plus, está siendo el fondo estrella que la entidad ha venido ofreciendo a sus clientes. En la actualidad, como se puede ver en el gráfico más arriba, tiene más de un 64% de exposición a renta fija, un 18% a renta variable (la aumentaron el pasado mes), un 12% lo tiene en instrumentos monetarios y un 5,75% en distintos fondos de gestión alternativa.  

En el saldo de 2015 acumula una rentabilidad del 1,4% en su clase más popular, la Estándar, con una caída del 2,1% desde los máximos que tocó en abril.

Como decía arriba, acaba de superar los 10.000 millones en patrimonio bajo gestión, casi doblando al siguiente por tamaño entre los fondos españoles, el Santander Select Prudente, un fondo de fondos de la gestora del Santander, que ha superado hace poco los 5.000 millones de patrimonio.