El destino (o el calendario) han querido que hoy se publiquen al mismo tiempo los datos de desempleo de España y Alemania

Y, al coincidir, las comparaciones son inevitables, por muy odiosas que sean. Alemania ha visto como se reducía de nuevo el número de parados y cómo la tasa de desempleo se reducía hasta el nivel más bajo en 20 años, en el 6,8%.

España, poco antes esta misma mañana, comunicaba que el paro volvió a crecer en diciembre y que cerrábamos el año con un saldo de 322.286 desempleados más. Nuestra tasa de paro también está en niveles históricos, pero por la otra parte de la clasificación. 

Esto sí que es una Europa a dos velocidades... La línea naranja y la escala naranja es la tasa de desempleo en España; la blanca, la alemana.