¿Ya estamos sumidos en el desconcierto? Con el siguiente texto acababa su último post en Unience @ juanignacio.crespo , en el que actualizaba el escenario que pintó en nuestro evento del pasado junio : "Nos esperan días de totum revolutum en los que esta evolución tan pacíficas de las bolsas, y tendencialmente tan clara para el dólar y las materias primas, se verán alteradas y nos dejarán sumidos en el desconcierto"

Pues hoy hemos tenido una buena ración de desconcierto... Hagamos un recuento de daños:

- el Ibex ha caído un 3,6% y se ha ido a los 9.838 puntos, mínimos de siete meses;

- el Euro Stoxx, aún peor, se ha ido por debajo de los 2.900 puntos cuando hace nada estaba en 3.300. Supone caer a mínimos anuales en el índice europeo. 

- El S&P 500 incide en las feas caídas de la parte final del lunes, tras el rebote del gato muerto de ayer

- el petróleo ha agravado su batacazo hasta los 83 dólares, tras desplomarse un 4% hoy, mínimos desde septiembre de 2011.

- los activos considerados refugios, como los bonos americanos o el oro, subiendo ligeramente. 

- Y, en cambio, el euro subiendo de nuevo frente al dólar, para irse a los 1,2787 dólares. 

Como comenta hoy @bolsacom, muchos índices han roto niveles que desde el anáilsis técnico se consideran muy relevantes. Sin duda, un momento complicado, como dice en su post. 

¿Qué está pasando? ¿Qué luces de alarma se han encendido para el nerviosismo generalizado? ¿Están las cosas tan mal? Seguimos teniendo datos muy flojos de crecimiento económico en Europa, con rumores renovados sobre problemas en Grecia; también siguen goteando datos que evidencian el enfriamiento de China y no cesan las tensiones geopolíticas que venimos arrastrando en los últimos meses. 

Entre los grandes bloques, sólo queda aparentemente sin dudas el crecimiento de EEUU, por eso cualquier dato regular sobre la mayor potencia económica mundial provoca ciertas alarmas. Y hoy hemos tenido un par de ellos: caída del 0,3% en las ventas minoristas en septiembre, cuando se esperaba una subida; e índice actividad manufacturera de la Fed de Nueva York con una fuerte caída desde el 27,5 hasta el 6,2 en octubre.

Por si fuera poco, tenemos el segundo contagio de Ébola en EEUU que tampoco ayuda, con las aerolíneas cayendo con fuerza.

¿Pero está justificado este ataque de nervios hoy en los mercados o nos estamos pasando de frenada? Como siempre, uno puede encontrar de todo en botica. En la encuesta de gestores españoles Smart-ISH, que hacemos junto con @Perpe, l os gestores bajaban su exposición a bolsa hasta mínimos de ocho meses, aunque muchos de ellos comentaban que empezaban a encontrar oportunidades interesantes

Yo, personalmente, creo que efectivamente para el inversor de largo plazo vamos a ver puntos de entrada interesantes como no teníamos en el último año. Y, particularmente, en empresa europeas. Como esta mañana comentaba en su conferencia Michael Barakos, gestor del JPMorgan Equity Plus, por primera vez en mucho tiempo podríamos ver buenos resultados en las empresas europeas, con el viento de la debilidad del dólar a su favor y también con costes de la energía a la baja. Pero como decía, el mayor riesgo será el crecimiento económico global... Por lo que los datos de los beneficios empresariales de este trimestre y el próximo serán clave.

¿Cuál es mi opinión? Parece que los tiempos fáciles de subidas generalizadas los últimos tres o cuatro años se han acabado. Hay demasiadas señales que ponen en duda la continuidad del rally general. Todo parece oscuro... Aunque también es cierto que así suele ser cuando se dan las mejores oportunidades de compra. Habrá puntos de entrada interesantes en compañías concretas que desde la óptica de largo plazo se podrán aprovechar, pero que a corto plazo podrían registrar movimientos vertiginosos

En su post, @juanignacio.crespo decía que " Tras el desconcierto volverá la claridad y encontrarmos de nuevo el "rumbo perdido": "una crisis que debería estar en su último tramo agudo y que dará paso a materias primas a la baja, Bolsas al alza y dólar débil tras dos años de fortaleza"... Lo malo es que nadie sabe si estamos en el principio de desconcierto o en el final... Y parece más lo primero.

¿Cómo lo veis? ¿Cuál es vuestra opinión? ¿Alteran las caídas recientes vuestra estrategia?

Por cierto... ¿Cómo responderán los bancos centrales si vemos ese mayor enfriamiento? ¿Sería capaz la Fed de 'reactivar' el QE si es necesario? Tiempos interesantes vienen...