Del plan de pagos a proveedores acuñado por el Gobierno del reino lo que más interesa es, como suele ser, aquello de lo que no se habla. Era obvio que los ayuntamientos aceptarían las condiciones que se les impusiera porque así ganaban tiempo (discutiendo esas condiciones también lo ganaban: por ello discutieron): ganaban tiempo porque no tenían pasta para pagar: si no ya hubiesen pagado, y la expectativa de tenerla en el futuro era, cuanto menos vaga; es decir, no había discusión: iban a aceptar.

Pero, ¿qué sucederá si los ayuntamientos, después, no pueden ………….Sigue >>>>>>>