Parece que por fin empezamos a salir del hoyo ¡aleluya, aleluya! ; al menos, no caemos más hondo o -al menos-, de momento (que no es poco).

Dicho esto, mientras  se clarifica la situación y damos tiempo al tiempo para que la Bolsa se serene y las aguas vuelvan a su cauce, os propongo que veáis la siguiente conferencia

¡Que la disfrutéis!