La trayectoria de nuestro reloj del Ciclo Global mejora (o deja de empeorar). Después de muchos meses consecutivos dibujando un camino marcado por el deterioro de la información adelantada de actividad, el análisis de los últimos datos sitúa al reloj en el cuadrante de “desaceleración”, mejorando el estado de “contracción” en el que se encontraba atrapado desde el verano pasado. Tendremos que esperar a una confirmación en los próximos meses, para evaluar el impacto de las tres olas del Brexit (ver informe mensual de Gestión del Ciclo FI), pero la inercia de los últimos datos parece estar marcada por el sesgo positivo.

Una buena noticia para el crecimiento esperado del PIB Mundial, que ha pasado del 3,3% en 1T15 a crecer ligeramente por debajo del 3% en 2T16. Una ralentización que nos adelantaba nuestro reloj del Ciclo Global y que, atendiendo a los últimos datos, podría dejar de caer y abrirse un período de estabilización en tasas de crecimiento.

 

En este sentido, destacar la primera caída en 12 meses en la probabilidad de crecimiento reducido del PIB Mundial (PIB < 3% ia). Una buena noticia que, en caso de confirmar este punto de inflexión en los próximos meses, podría filtrarse a las cotizaciones de los activos de riesgo (Bolsa).

 

 

Así, después de varios movimientos del +/-15% en ventanas temporales de 6-9 meses, una mínima recuperación del “viento de cola” desde la vertiente del ciclo económico debería favorecer a las cotizaciones bursátiles.

Hemos analizado el comportamiento del MSCI World cuando las probabilidades de crecimiento reducido del PIB Mundial caen (como ha pasado en el último mes). Y los resultados dicen que en los meses posteriores (6m después) el MSCI World sube de media un +4,5% (mediana +4,9%). Y el porcentaje de observaciones alcistas es de un 66%.

Por último, un apunte de colegas que trabajan el análisis técnico. Dicen que hay un Hombro – Cabeza – Hombro invertido con potencial alcista en este gráfico.  

MÁS ANÁLISIS EN WWW.LEBRIS.ES