Luis Allué Bellosta

(Luis1)

Dermatólogo de Barcelona

ESPAÑA.

!MÁXIMOS HISTÓRICOS!


Escrito 7 Mar

Aunque no tengo por costumbre facilitar datos personales porque no tienen interés alguno, hoy voy a hacer una excepción.

Le tengo especial cariño a un fondo de inversión de la gestora Bestinver, concretamente el bestinfond porque lo abrí y entré por primera vez en él el 17/11/2008, cuando las cosas no podrían ir peor. Hice aportaciones el 20/11 y luego, ya en el 2009, el 10 de enero, 4 de febrero y 19 de febrero.

Los mínimos del fondo creo que fueron el 9 de marzo de 2009, estamos cerca del aniversario. Ahora el fondo está en máximos históricos,

A medida que caía trataba de sacar liquidez de debajo de las piedras porque sabía que era una oportunidad histórica. Hoy todas esas entradas han doblado su precio. Si hubiera puesto un stop loss de pérdidas a ese fondo hoy no escribiría este artículo que ha inspirado la cita de Greenwald que me ha mandado mi amigo y gran value investor, Pablo Martínez Bernal (@ValueManager).

“Es raro poder invertir precisamente en un punto de inflexión, por lo tanto, los inversores que toman una posición en contra de la marea debe esperar a perder dinero inicialmente”. (El Inversor Emocionalmente Inteligente).    Bruce Greenwald.  

Sabía que comprando con esa fuerte tendencia bajista mis entradas caerían, necesariamente, ya que no podemos adivinar dónde estarán los mínimos, era consciente que comprar en esos momentos de pánico equivale a intentar atrapar un cuchillo afilado en caída vertical, nos podemos cortar la mano.

A ese respecto se me ocurren otras citas a recordar:

Como dijo Seth Klarman: “Un inversor debería poner a trabajar su dinero en medio de la angustia de un mercado bajista, consciente de que las cosas, probablemente, empeorarán antes de mejorar”. Tengamos  en cuenta que “no podemos parar el viento pero podemos construir molinos de viento”.  Soros dijo que “cuanto peor parece la situación menos esfuerzo es necesario para cambiarla y mayor potencial de ascenso posee”. “Cuando todo el mundo piensa que algo es muy arriesgado, su deseo de no comprar suele, normalmente, reducir el precio hasta un punto en el que desaparece el riesgo. Una opinión negativa y generalizada sobre un activo puede convertirlo en lo menos arriesgado del mundo, ya que todo el optimismo ha sido eliminado del precio”, son palabras de Howard Marks.

 


Comentarios