Nos han mentido. Siempre lo han hecho y lo seguirán haciendo. Nos han mentido en las escuelas de negocio, en las entidades bancarias  y en las asesorías de inversión.  Desde siempre nos han inculcado que si queríamos tener más plusvalías debíamos asumir más riesgos.
El riesgo no está en la volatilidad de las acciones en el corto plazo, el riesgo radica en no saber lo que uno hace, en no fijarnos un horizonte de inversión lo suficientemente amplio,  en no entender en qué estamos invirtiendo y en no evaluar correctamente el precio que pagamos en relación al auténtico valor de los activos que adquirimos.
A mi entender las acciones son los activos con menor riesgo -siempre a largo plazo- porque son los productos de inversión que más rentabilidad ofrecen. Así ha sido siempre y así seguirá siéndolo.  La historia, aunque no se repite, rima. Y las cuatro palabras más peligrosas en bolsa son pensar que " esta vez es diferente " .
Tras tres semanas consecutivas de subidas del Ibex35 y de los mercados internacionales  parece que el miedo se va diluyendo, ya se empieza a hablar de valores candidatos a OPA, ya se ve el horizonte del euro más despejado, ya se empiezan a evaluar los indicadores macroeconómicos con más optimismo.
No dudo de que es un buen momento para adquirir acciones, todavía a precios de saldo, pero se lo crea o no, el riesgo es mayor que hace 3 semanas, porque el potencial de revalorización de las acciones es, a día de hoy, menor.
Buen fin de semana.