!COMPRE BARATO!

No me sorprendió que en la 5ª reunión del Club Value investing celebrada en Barcelona el pasado sábado. https://www.finect.com/usuario/cfindipendente/articulos/5ta_reunion_del_club_del_value_investing_en_barcelona, @cfindipendente  insistiera en un concepto para mí fundamental.  Ciertamente  no hay activos o inversiones que sean seguras.  Hasta los activos inmobiliarios (como sabemos ahora) y los depósitos, esconden sus riesgos.  No me cabe la menor duda, también, que invertir en bonos a 10 años del reino de España tiene sus riesgos (especialmente si llevamos nuestra inversión a vencimiento).   Al final el riesgo que asumamos en nuestras inversiones  -y que siempre existirá-  vendrá determinado, en cuantía, por el precio que hayamos pagado por dichos activos.

Pagar un sobreprecio por un descuento de flujo de caja evaluado a años vista, pagando anticipadamente por un futuro crecimiento que nadie nos garantiza, conlleva sus riesgos; aunque esa compañía sea actualmente la joya de la corona (sobre todo si los retornos sobre el capital no están protegidos por un moat gigante  -no olvidemos que los retornos altos atraen competidores-).

Me atrajo desde siempre la idea de comprar negocios -sean éstos malos o buenos negocios- a un precio muy inferior al precio de liquidación.   Ése fue el método de Benjamin Graham y que instauró Buffett, con enorme éxito, en sus primeros años como inversor.  No es fácil encontrar gestores que apliquen esas ideas a sus portfolios porque adquirir negocios feos y olvidados, invertir en empresas de países como Grecia (país que sigue con cierto riesgo de desaparecer del mapa mundi), no está bien visto por quienes piensan que lo feo conlleva muchos riesgos y es denostado por aquellos que se sienten más cómodos invirtiendo en compañías de moda.

Aunque llevo pocos años en este complicado mundo financiero,  siempre he procurado ir acompañado de gente que hiciera el trabajo que yo no sé hacer, por eso agradezco a Marco Lanaro  su esfuerzo por presentar, en esas reuniones del Club Value investing , ideas como la de que el precio es lo que determinará  -si sabemos evitar las trampas de valor- una buena parte de los rendimientos futuros de nuestra cartera.

Una vez más, Marco, gracias y, si me lo permites, aprovecho para felicitarte por ese proyecto -ya inminente- de tu Sicav value, en la que sé que el precio será determinante en la formación de tu portfolio. Después de todo, nadie definió el value investing con más precisión y con el menor número de palabras posible que Charlie Munger:   "adquirir algo por menos de lo que vale".