Algunos inversores  como es el caso de Kostolany y de J.P Morgan se apresuraban a vender sus acciones cuando recibían peticiones de sus limpiabotas y chóferes sobre qué acciones comprar. Eso me hace reflexionar, porque empiezo a recibir solicitudes parecidas,  y eso me preocupa, no tanto por no tener el nivel de los primeros sino porque los consejos son siempre peligrosos y es mejor venderlos que darlos gratuitamente, o por lo menos en el primer supuesto son mejor valorados.

Pasado el tiempo he llegado a la conclusión de que no es aconsejable invertir en Bolsa sin la adecuada preparación -y el término adecuado puede conllevar varios años de estudio- y como segunda premisa considerar que es conveniente que nos protejamos con el largo plazo evitando inversiones especulativas y más aún si precisamos ese dinero en el corto plazo.

Pues bien, después de diez años como inversor, a nivel personal, me encuentro en el límite bajo, pero lo suficientemente preparado  para invertir en activos bursátiles (especialmente fondos de inversión colectiva), y el otro día me planteaba cuál era mi activo con más potencial alcista. La respuesta me la dio un excelente inversor internacional cuyo nombre no puedo desvelar por razones obvias, cuando me reafirmó que su principal posición era la liquidez.

En estos momentos el activo con más potencial alcista de mi cartera no son mis queridas acciones de Berkshire, sino la liquidez.

¿Ustedes qué opinan, al respecto, sobre sus carteras?