Aún recuerdo el fichaje de KakÁ por el Real Madrid, tenía 27 años y costó 65 millones de euros de la época, no olvidemos que ya han pasado unos cuantos años.

Los mundiales de Brasil son un escaparate para muchos jugadores, algunos jóvenes, otros no tanto, pero son muchos los fichajes que se realizan como consecuencia de ese evento deportivo y curiosamente el precio, en buena medida, depende del rendimiento de unos pocos partidos.

Cuando se ficha una estrella como Kaká en la cúspide de su carrera deportiva sabemos que estamos pagando un precio alto que descuenta que los siguientes años el rendimiento del jugador será por lo menos igual de bueno que los años pasados, cuando lo lógico es que ese rendimiento sea inferior. Estamos apostando con ese precio alto pagado a que la empresa Kaká siga dando los mismos beneficios o mayores pero no olvidemos que en el deporte también hay una cierta reversión a la media y hay ciclos y, además, es muy difícil mantenerse durante muchos años en la cúspide.

Hay equipos como el Sevilla -a los que yo denomino equipos value- que no buscan sus fichajes entre los que más destacan del mundial sino entre aquellos que están empezando a despuntar en sus respectivas ligas, y no espían en ligas de reconocido prestigio donde los ojeadores futbolísticos de los grandes clubs campan a sus anchas, sino en países con menor seguimiento mediático. Luego esos jugadores, comprados a un buen precio, siempre que la elección haya sido correcta, brindan uno o dos años de excelente juego antes de ser vendidos por 10 veces lo que costaron.

Un buen value investor no espera a comprar las estrellas que mejor han jugado el mundial y deja esas compañías de moda que cotizan a altos precios y que descuentan ya enormes crecimientos futuros para otro tipo de inversores que guiados por la teoría del tonto mayor creen que sus Kakás valdrán mucho más en el futuro.

Compre sus acciones como el Sevilla compra a sus futbolistas y no le irá nada mal, busque en la cajita fea, en esa cajita olvidada de los saldos, y sobre todo, no se deje meter un gol!!!