Luis Vicente Muñoz
(LuisVMunoz)

CEO de Capital Radio

La buena y la mala noticia


Escrito 19 Dec 12


“La buena noticia es que la crisis ha terminado. La mala, es que así nos quedamos”. Es un dicho que se repite este fin de año en los despachos de dirección de las empresas españolas.  La mayor parte de las reformas están hechas, y ahora sólo queda adaptarse al nuevo escenario de precios y carencias.
La España de hoy se ve obligada a comportarse como un país emergente. Las empresas y las personas deben poner su foco en vender su trabajo fuera de las propias fronteras. Los más radicales emigran. Los más profesionales, exportan. Y los más arraigados, intentan responder al reto del turismo, industria en la que el país sigue siendo una gran potencia mundial.
Con las reformas, la austeridad y la pobreza de miles, las cuentas públicas se están saneando. La caída del valor de las cosas, está comenzando a atraer de nuevo inversión extranjera. Si existe un compromiso político de respetar un escenario previsible y no seguir cambiando las reglas del juego cada mes, el comienzo de la recuperación comienza a ser viable.
Estamos como en la España de los años 60 u 80. Los jóvenes no sabrán qué paso entonces, pero muchos españoles sí. La idea la ha rescatado un curioso informe del Círculo de Empresarios que ha realizado Ofelia Marín Lozano. La percepción de la realidad es más negativa que la propia realidad.  Existe un problema para aceptar y dar valor a las empresas que están funcionando bien y parece que sólo vemos la caída en picado de la economía.
El desempleo es demasiado real, como el endeudamiento, como para restarles importancia. Pero, tras la aceptación de los hechos, lo siguiente es poner el remedio. Hay muchas personas que están haciéndolo ya, y mantienen viva la esperanza en un futuro mejor. Y esto no es sólo un buen deseo para la Navidad.


Comentarios

#1

comparativadebancos Analista de mercados, escritor de artículos de economía y bolsa para pequeños y medianos inversores.

19 Dec 12

Normalmente en España se suelen exagerar tanto los excesos como los defectos.


La sensación de que aquí no pasa nada y el país esta en la
"Champion League" de la economía mundial, ha sido sustituida
cinco años después por lemas como "desastre
nacional"..."ruina empresarial"..."caos
financiero" etc.


En fin, está visto que tenemos una mentalidad hispana demasiado
eufórica o tremendamente catastrofista.


La situación económica nacional y especialmente la laboral es
precaria, necesitando urgentemente medidas que potencien el
crecimiento y la generación de empleos.


Lo que no debemos esperar es que
"Un enfermo ingresado varios meses en la UCI, salga
corriendo por la puerta del hospital"... primero deberá pasar
por planta.


Pues eso, parece que "el enfermo mejora levemente", se
precisa cordura, templanza y solidaridad, para que su mejoría sea cada
vez más tangible como todos deseamos.


Más paciencia...sí es que queda!!!


 


#2

LuisVMunoz CEO de Capital Radio

19 Dec 12

Muy de acuerdo contigo, "comparativadebancos". Las
parábolas sanitarias suelen ser buena herramienta para comprender el
funcionamiento de la economía, que se parece más a un ser humano que a
una máquina mecánica. y como soy de Ávila, te citaré a mi paisana que
dijo "la paciencia todo lo alcanza". Seguro que sabes quién era.