El crowdfunding, financiación participativa según la ley, ya está regulado en España. Una nueva alternativa de inversión que puede significar (según algunos entendidos) una gran revolución industrial, junto con el desarrollo de la impresión 3D.

Más información en el siguiente enlace