Michel

(MRDV)

http://miguelramo.com/mef - https://twitter.com/miguelramo

Benidorm. ESPAÑA.

Eurobonos: ¿sí/no?


Escrito 16 Dec 10
Se oyen algunas voces a favor de la emisión de eurobonos (apoyados, por supuesto, en el bono alemán) sin embargo el presidente de la Comisión Europea se limita a calificarlos de idea interesante sin ser la solución a la crisis de deuda de la eurozona. Merkel y Sarkozy los rechazan de cuajo. Lo que está claro es que Alemania insiste en la disciplina presupuestaria no en crear nuevos instrumentos de apoyo a los países con problemas aunque la intención sea convertir el fondo de rescate europeo en permanente y no ponerle caducidad para finales de 2013, algo que contradice la propia Constitución alemana y constituye un serio problema adicional. Merkel ya ha afirmado que la UE no dejará caer a ningún país europeo pero, mientras no se concrete con que medidas, parece que la frase se quedará en una declaración de buenas intenciones. Hoy empieza el Consejo de Europa y personalmente no espero que se aclare gran cosa.

Comentarios (12)

arturop https://foro.masdividendos.com/

16 Dec 10
Cáspita D. @mistol, ¿cómo puede tener razón y haber perdido el juicio a
la vez?!?!

mistol Jubilado nacido el 4/2/45 y colaboro con el circuloeconomia.com y la Escola Europea de Humanitats de Barcelona, sobre ciencias humanas.

16 Dec 10
Hago caso de la Máxima de MRDV, lo siento, arturop, lo que dice, Michel,
va a misa, aunque seas agnóstico.
16 Dec 10
Eurobonos ? Ahora NO.

.

Despues ?   SI.

.

¿Cuándo? 

.

Cuando todas las regiones de Europa tengan la calificación de su deuda
en AAA, un déficit en todas por debajo del 3%, y la EuroCámara o
"lo que sea", apruebe los presupuestos y la fiscalidad de cada
páis.

En 10 - 15 años tendremos eurobonos, y si no los hay, es que por
entonces no habrá euro... :-)

AndresLlorente Presidente de Smart Social Sicav. Abogado. Creador del Proyecto Incubadora de Gestores

16 Dec 10
Yo estoy a favor de la creación de un instrumento de deuda pública común
o centralizado, es decir, el bono común europeo o eurobono.

.

.

Dado que en toda materia siempre hay expertos me permito la licencia de
transcribir lo dicho al respecto por el analista Alejandro Gisbert Mir
que pertenece al Departamento de Mercados Financieros de una gran
entidad financiera en España.

.

.Entre las diferentes propuestas formuladas con la doble finalidad de
prevenir y resolver crisis fiscales, hay un elemento que aparece con
frecuencia bajo una u otra forma: la creación del eurobono. Quienes
propugnan la implantación de esta herramienta argumentan que, además de
contribuir a la estabilidad fiscal si su diseño es el adecuado,
proporciona importantes ventajas en términos de eficiencia a los
participantes en los mercados de deuda pública, especialmente a los
gobiernos emisores, pero también a los intermediarios y a los inversores
finales.

.

Actualmente, cada país miembro de la eurozona cubre sus necesidades de
financiación apelando por su cuenta a los mercados de capitales con
plena autonomía. Pero el reducido tamaño de algunos países impide que
sus mercados de deuda pública gocen de liquidez y profundidad elevadas.
Esta fragmentación en varios emisores soberanos con pequeña escala es un
factor que, en el caso de un shock negativo que afecte a un país y le
dificulte la refinanciación, contribuye a la generación de situaciones
de fragilidad financiera extrema. A menudo, estos casos dan pie al
polémico debate sobre la hipotética actuación especulativa de algunos
agentes. Menos discutible es la incidencia del comportamiento gregario
del grueso de inversores, que suele generar movimientos de
sobrerreacción en los precios de los activos financieros, de manera que
se puede dar el caso en el que un Estado inicialmente solvente acabe en
bancarrota.

.

¿Cuáles son las posibles soluciones para evitar una situación de
incapacidad de financiación por parte de un Estado? No parecen
significativas, y tal vez fueran contraindicadas, propuestas parciales y
de emergencia como por ejemplo la de restringir el uso especulativo de
instrumentos derivados como los Credit Default Swaps (CDS). Otro tipo de
enfoques(1) más globales plantean reformas de notable calado en el marco
institucional para mejorar en la prevención (a través de modificaciones
en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento) y en la resolución de crisis
(por ejemplo mediante la creación de un Fondo Monetario Europeo). Un
aspecto crucial en estos planteamientos es la interpretación o incluso
el grado de respeto de la actual prohibición de rescatar o subsidiar a
otro Estado miembro, que parece ir en función de la posición política
que subyace a las distintas propuestas.(2) En este sentido, la creación
del bono común aparece como una pieza clave en las que proceden de los
ámbitos más partidarios de avanzar en la integración política
europea.(3) Al fin y al cabo, la implementación plena de los cambios
necesarios para que los países miembros de la eurozona constituyeran un
único emisor soberano de deuda pública sería un punto culminante en la
coordinación de la política fiscal. Evidentemente, en el diseño de este
nuevo esquema institucional y operativo se deberían crear los incentivos
adecuados para evitar que cualquier país se desviara, bajo el paraguas
de la eurozona, por una senda fiscal insostenible; éste es posiblemente
el principal reto técnico que afronta el diseño de un mecanismo común de
emisión.

.

















Si finalmente el proyecto de
un bono común se pusiera en marcha, ¿cuáles serían los
beneficios -y también los costes- para los países
miembros de la eurozona y para el resto de
participantes en los mercados? A mediados de 2008 (es
decir, antes del inicio de las actuales tensiones), la
European Primary Dealers Association (EPDA)
confeccionó un estudio(4) sobre esta cuestión en base
a encuestas a intermediarios en los mercados de deuda,
agencias de rating, inversores institucionales y
especialistas académicos.
  La conclusión más
destacada es la relativa a la disminución que cabría
esperar en los costes de financiación para los Estados
miembros considerados en su conjunto. Esto sería
posible gracias al fenomenal aumento que tendría lugar
en el volumen de las emisiones, que daría espacio a un
significativo descenso de las primas de liquidez. Como
es lógico, la mayor ventaja sería para los países de
pequeño o mediano tamaño, pero también los grandes
podrían resultar beneficiados. El mercado de deuda
pública de la eurozona llegaría a competir con el de
los Estados Unidos, que ahora es indiscutiblemente el
de mayor profundidad y liquidez del mundo. Además,
ayudaría al desarrollo del euro como divisa de reserva internacional.
  Una cuestión más abierta
es la incidencia sobre las primas de riesgo. En
principio, cabría esperar que se redujeran
significativamente las de los países con peores
perfiles crediticios, y aumentaran ligeramente las de
los países centrales como Francia y Alemania. Sin
embargo, si la puesta en marcha del bono común formase
parte de un conjunto de reformas institucionales
creíbles para asegurar la rectitud fiscal de la Unión,
bien podría tener lugar una reducción generalizada de
la prima de riesgo.
  Por ejemplo,(5) y según
el informe citado de EPDA, un primer cambio que sería
aconsejable es la creación de una agencia
independiente para gestionar la emisión de la deuda
pública. De acuerdo con el Tratado de Lisboa, cada
país participante sería responsable del porcentaje de
deuda emitida que le correspondiese. Pero para
aumentar la calificación crediticia del bono común
europeo sería deseable la creación de un Fondo de
Garantía que asegurara el pago de la deuda en caso de
insolvencia de alguno de los miembros que participaran
en el esquema.
  Las agencias de rating
internacionales se fijarían en diferentes aspectos
para calificar al nuevo bono común europeo. En primer
lugar la existencia del máximo grado de prelación del
bono común europeo. Es decir, la obligación legal de
repagar al bono común europeo por delante de cualquier
otra deuda emitida a título individual por parte de
alguno de los Estados miembros. En segundo lugar, la
existencia de una agencia de emisión independiente de
interferencias políticas. En tercer lugar sería
importante que todos los países miembros fueran
responsables de una cuota proporcional de la deuda por
cada vencimiento. Y finalmente, la existencia de un
posible Fondo de Garantía que contribuya con
suficiente liquidez para los pagos periódicos de
cupones y amortizaciones previstas de la deuda vigente.
  En cuanto a las
consecuencias para los intermediarios financieros,
habría en principio una serie de costes. En primer
lugar perderían algunas opciones de inversión y
posibilidades de arbitraje tras la creación de un bono
común europeo. Al mismo tiempo, los bancos que
distribuyen la deuda pública reducirían su negocio de
sindicación de emisiones de bonos y consultoría a los
tesoros públicos nacionales. Pero a medio plazo
aumentarían los volúmenes de negocio. Un buen ejemplo
histórico es la desaparición de las divisas nacionales
con la creación del euro. Aunque a corto plazo se
redimensionaron a la baja las mesas de contratación de
divisas en los intermediarios financieros, hoy puede
afirmarse que el volumen de negocio en el mercado de
divisas es sensiblemente superior al que había antes
de la introducción del euro. En cualquier caso, el
bono común europeo abriría nuevas posibilidades de
negocio a estos agentes. No sólo por el incremento de
los mercados de derivados -futuros y opciones- sobre
el bono común europeo, sino además por la posibilidad
de crear un mercado de repo más profundo y líquido,
ampliando la posibilidad de tomar posiciones cortas e
incrementado la liquidez de los mercados monetarios.
En definitiva los mercados de futuros, repo y
monetario crearían un círculo virtuoso aumentando cada
uno la liquidez del resto, con lo que se rebajaría el
coste de financiarse.
  En definitiva, si existe
la suficiente voluntad política pueden encontrarse
opciones técnicas viables y eficientes, como por
ejemplo el bono común europeo, para mejorar el marco
operativo de coordinación fiscal actualmente vigente
en la eurozona.

MRDV http://miguelramo.com/mef - https://twitter.com/miguelramo

14 Jan 11

href="http://www.cincodias.com/articulo/mercados/fondo-rescate-prepara-parto-natural-eurobonos/20110114cdscdimer_5/">El
fondo de rescate prepara el parto natural de los eurobonos.

MRDV http://miguelramo.com/mef - https://twitter.com/miguelramo

15 Aug 11
Algunos artículos de la prensa alemana sugieren hoy que el gobierno
alemán ya no descarta la emisión conjunta de bonos de la UE, aunque los
ministros de economía y hacienda todavía parecen estar en contra de esa
medida. ( fuente
)

MRDV http://miguelramo.com/mef - https://twitter.com/miguelramo

29 Aug 11
Y ahora href="http://www.cotizalia.com/en-exclusiva/2011/encrucijada-alemania-pagar-sobrecoste-eurobonos-dejar-20110829-72635.html">eurobonos
de colores
: rojos y azules.

MRDV http://miguelramo.com/mef - https://twitter.com/miguelramo

14 Nov 11

A veces la mente juega malas pasadas e intenta crear similitudes, en mi
caso con los bonos Brady
.
14 Nov 11

Yo sigo pensando que lo de los eurobonos va para largo, porque a
corto no van a solucionar muchas cosas.


El fondo de rescate ya está cotizando a 160pb, lo que significa que
un poco más, y habrá dejado de valer como solución.


O se permite al BCE comprar deuda y monetizarla a cambio de acuerdos
de ajuste con aquellos países a los que se la compre, o esto no tendrá
otra solución que una Europa de "no sé cuantas velocidades",
o cada uno por su lado.


Italia no a a poder emitir 200.000M€ en 3 meses sin ayuda del BCE y
España temo que tampoco...


mistol Jubilado nacido el 4/2/45 y colaboro con el circuloeconomia.com y la Escola Europea de Humanitats de Barcelona, sobre ciencias humanas.

14 Nov 11
Ya lo dije en Twitter: la culpa es del euro, estúpidos, llamado ahora
euromarco.