Con la entrada de Bankia en el Ibex 35  el peso de los bancos aumenta hasta el 32% del total del índice, un exceso que aumentará su volatilidad a corto plazo (luego ya veremos) y que le restará diversificación.