Draghi vuelve a estar en el punto de mira. Con el cambio de calendario en las reuniones del BCE, a partir de ahora cada 6 semanas (antes era el primer jueves de cada mes), el próximo jueves 22 se celebrará la primera y la segunda será el 5 de marzo. Al domingo siguiente, 25, elecciones en Grecia con todas las miradas puestas en Syriza. Alemania claramente en contra de la QE y Draghi haciendo anuncios subliminales destinados a Merkel, Weidmann y Schäuble para que recuerden que no es necesaria la unanimidad para adoptar la decisión de lanzar la QE. A todo esto los rumores de que Draghi podría volverse a Italia para ayudar en la política económica local podrían estar también presionando el calendario.

Quizás algún día veamos esta historia en una película al más puro estilo de “ Too big to fail”. De momento, volvamos a la actualidad:

¿Damos por hecha la QE? ¿A muy corto plazo?
Con un USD cada día más fuerte ¿no podría volcarse el dinero en la RV europea en detrimento de la Estadounidense?
¿Volverá Grecia a hacer tambalear los cimientos de la eurozona e incluso de la UE? ¿Volverán los fantasmas a agitar los mercados financieros europeos?
¿Será 2015 otro año lateral en “V” o en uve invertida?