• Eje franco-alemán: armonización de sus impuestos de sociedades en 2013.
  • Eurobonos: todavía no (no se puede empezar la casa por el tejado).
  • Fondo de estabilización: sin aumento de dotación.
  • Impuesto sobre transacciones financieras: propuesta sin concretar.
  • Límite de déficit público: equilibrio presupuestario a recoger en las constituciones de los 17 eurosocios.
  • Unión económica y fiscal: esbozo.
  • Euro: coordinación de políticas económicas para acabar con la actual asimetría de la moneda.
  • Consejo económico: de jefes de estado y de gobierno de la eurozona para adoptar medidas económicas al menos dos veces al año.
  Los mercados se han teñido de rojo como respuesta a la reunión protagonizada por ignorar los eurobonos y por un PIB alemán (2T 2011) que ha defraudado (+0,1%, se esperaba +0,4%/+0,5%) y reavivado el temor a la recesión porque, si la locomotora tiene problemas, los vagones irán descolgándose.