Desde hace tiempo soy un firme convencido que la industria de los servicios financieros y mas concretamente la industria de gestión de activos va a sufrir un cataclismo  en manos de la revolución digital, que muchos ni se imaginan, tal y como ha pasado en otros sectores económicos.

Esta tendencia va a ser global y muchas de las grandes gestoras internacionales están tomando participaciones en algunas gestoras digitales por lo que pudiese pasar.

Aquí en España será mas virulenta si cabe por que el panorama actual es aterrador:

  • Industria con un 80% de los fondos de inversión vendidos a través de redes bancarias
  • 50% de fondos sin valor para el participe y solo para las redes
  • Gastos de comercialización (para pagar a esas redes) que suponen cerca de 2/3 de los gastos totales de los fondos, es decir en España cobra el que vende y no el que gestiona.
  • Redes que solo distribuyen los fondos propios o externos que más les interesan (es decir de los que mas cobran).
  • La existencia de la aberración de la Clase E.
  • Muchos fondos que jamás baten a su índice.

Y si resulta aterrador hablar del panorama en los fondos de inversión, en los fondos de pensiones la situación es aun peor.

Si alguien piensa que las personas que están heredando el dinero que tenían sus padres cautivos en las redes y en productos sin valor, van a seguir igual de dóciles, es que no saben darse cuenta de la magnitud del tsunami que se acerca.

Y no se trata de afirmar que las sucursales vayan a desaparecer o que los bancos no vayan a seguir vendiendo fondos, lo que creo es que el nuevo partícipe, que ya está asomando por la esquina, no va a permitir que le coloquen el producto que la red quiera, que el nuevo partícipe no va a permitir los usos y costumbres que buena parte de la industria nacional está acostumbrada a utilizar.

Algunos datos de la revolución digital que se acerca:

  • De 16 a 20 años, el 93% de la población española se conecta a Internet a diario
  • Casi 20 millones de españoles navegan diariamente desde sus ordenadores
  • Al día se generan 2,5 trillones de bytes de datos. El 90% de los datos que hay hoy en día se han creado en los últimos dos años
  • La penetración en España de Smartphone es del  70%
  • 70% de los usuarios de Internet se conectan a redes sociales
  • 60 % de los consumidores se informan sobre productos y marcas en las redes sociales

Este nuevo partícipe antes de pasarse por la sucursal o de dar la orden “on-line” de suscripción, reembolso o traspaso se va asesorar, va a comparar, va a analizar y como pasa en muchos procesos de compra de productos y servicios, va a dar muchas vueltas “on” y “off” hasta “convertir” definitivamente; y así será el cliente el que tome la decisión y no el comercial de turno el que saque del cajón y le endose el producto de campaña correspondiente.

En España hay más de 25.000 Instituciones de inversión colectiva registradas (incluyendo  las diferentes clases de acciones) antes era extraordinariamente difícil y complicado acceder a esta información, pero ahora las nuevas tecnologías y la Web 2.0  van a dejar al descubierto las excelencias y miserias de todos.

El mundo está cambiando de manera radical y hay muchos en la industria de gestión de activos que no lo quieren ver. El viejo modelo ha muerto.