De momento creo que el año no ha podido empezar mejor. A cierre de 16 de Enero 2012 Maver-21 acumula una subida de casi un 7% (un valor liquidativo de 8,96) mientras que nuestro índice de referencia ha subido un 1,27%. Esto significa que lo hemos hecho mejor que el ¨benchmark¨en casi un 6%, es decir, en sólo 15 días hemos recuperado lo que perdimos frente al mismo en todo el 2011.

La buena marcha de Maver-21 se debe principalmente a la mejora macroeconómica de USA dónde los datos de empleo han mejorado considerablemente y ayudado a consumo, construcción y morosidad. En un contexto como este los sectores financiero e inmobiliario lo han hecho francamente bien, mientras los sectores más defensivos como el de eléctricas lo han hecho mucho peor. Como anunciamos hace algunos informes, para que el panorama bursátil mejore es necesario una rotación de sectores defensivos dónde el inversor busca principalmente rentabilidad por dividendo y que ya están bastante caros a aquellos sectores que por estar mucho más baratos tienen mucho más potencial de revalorización. Esperemos que estemos asistiendo a los inicios de esta rotación.

En Europa la situación sigue siendo compleja aunque por lo menos ya se habla mucho menos de las primas de riesgo lo cual es una magnífica noticia porque la ausencia de noticia significa que estas se han relajado.

¿Qué hemos hecho en Maver-21? durante este tiempo hemos seguido jugando con la venta de opciones, tanto put como call, vendiendo puts en las caídas y calls en las subidas. Finalmente y debido a la reciente subida hemos cerrado opciones call y hemos vendido futuros sobre DJ Euro Stoxx 50 y S&P500. De esta forma nuestra exposición neta al mercado ha bajado a alrededor de un 75% y además seguimos con exposición al dólar en alrededor de un 25%. Con esta posición buscamos algo de protección ante eventuales caídas de mercado que probablemente llevarían también a una apreciación del billete verde.

También hemos cerrado una posición que nos acompañaba desde el verano que es la venta de volatilidad que hicimos a través de futuros VIX. La volatilidad vuelve a estar a niveles relativamente bajos dónde no vemos valor. De hecho hemos vendido una put sobre el VIX o lo que es lo mismo, estamos empezando a apostar por subida de volatilidad, lo cual debería ser protector de nuestra cartera ante eventuales caídas.

Por tanto, hemos adoptado una política algo más conservadora en general, aunque seguimos viendo mucho valor en el mercado y nuestras acciones siguen bastante lejos del valor que les tenemos marcadas.

¿Qué vamos a hacer en lo que queda de mes? Si el mercado sigue subiendo seguiremos bajando riesgo al mercado. Recompraremos las puts que tenemos vendidas en Hartford Financial y Genworth Financial, podríamos vender algún futuro sobre los dividendos del DJ Euro Stoxx 50, incluso vender pequeñas partes de algunas de las acciones que más han subido y podríamos vender algún futuro más sobre los índices.

Si el mercado empieza a caer y la volatilidad sube un poco venderemos puts sobre los índices y empezaremos a recomprar algunas de las call vendidas que todavía tenemos.