El Santander continúa avanzando en su fusión con Banesto. Este martes tocó uno de los temas más delicados: la fusión de los organigramas directivos, en los que, como siempre, ha habido claro dominio del más grande, en este caso el Santander, que casi triplica el balance de Banesto.
 
Bajo la dirección de Enrique García Candelas, director general del Santander y director de la división de Banca Comercial España, la entidad ha creado una nueva estructura para aprovechar las sinergias de Banesto y Banif. Se crearán tres grandes áreas comerciales: banca minorista, cuyo responsable será Luis Colorado (integrarán los negocios de mercado masivo, cuenta propia y negocios de colectivos); banca de empresas, dirigida por José Miguel Alonso de Ozalla (con los negocios de banca institucional, grandes empresas, empresas y pymes) y banca privada, bajo la responsabilidad de Eduardo Suárez. De estos tres, el responsable de banca de empresas pertenecía a Banesto. El Santander también anunció los 17 nuevos responsables territoriales, de los que cuatro proceden de Banesto.
 
Sobre Ángel Rivera, que será el primer ejecutivo del Banco Popular que es fichado por el Santander, la nota dijo que se “incorporará próximamente al grupo como director de distribución de la red de oficinas”.
 
Por otro lado, el presidente del Santander, Emilio Botín, mantuvo el martes varias reuniones en Pekín con banqueros y autoridades del país asiático para afianzar la presencia de la entidad en China, al tiempo que se declaró “socio leal” del país y de sus empresas, según Europa Press. Mantuvo una reunión con la presidenta de Bank of Beijing, Yan Xiaoyan, y el máximo representante del regulador bancario CRBC, Shang Fulin. El Santander tiene el 50% de Fortune, una firma de financiación de coches, y espera entrar en una financiera del Bank of Beijing.