Mister

Aprendiz

Madrid. Madrid. ESPAÑA.

La reforma laboral


Escrito 13 Jun 10
Supongamos dos personas recién llegados a los 30: Luis y Carlos.
 
Luis es una persona que, debido a circunstancias personales, no pudo más que sacarse lo que por aquel entonces era EGB, su trabajo además es de repartidor . Es trabajador, currante, pero tiene un complejo de inferioridad por no haber podido estudiar importante, lo que le haga tener falta de inicitiva.
 
Luego tenemos a Carlos , nacido en familia con poder adquisitivo de la zona noble de su ciudad. Sus padres le pudieron llevar a EEUU un año a estudiar tercero de BUP y es bilingüe.  Le encanta la ingeniería y es ing. informático, trabaja en un departamento de I+D en una potente multinacional afincada en España.
 
Para Luis la estabilidad laboral es hacer complicado que le puedan echar de la empresa. Sabe que es muy sencillo que le echen, puesto que su puesto es fácilmente intercambiable por otro.
 
Para Carlos, estabilidad laboral es que, si por algún motivo su empresa le echase, que el Estado le ayude de manera económica y con cursos de formación para poder recolocarse en otro sector productivo o en otra empresa.
 
Carlos sabe que es menos posible que le echen, y le será más fácil recolocarse porque sabe que la oferta de gente con su perfil no es tan alta. Además, Carlos no le interes ala negociación colectiva, puesto que en sus puestos, solo darles flexibilidad en gestionar horarios y sueldo, le parece que le coharta mucho como "empresario individual" que se dice llamar.
 
Ambos tienen miedo a la deslocalización, tanto Luis cuando trabajaba en la fábrica de Nissan, como Carlos cuando empezó trabajando en una consultora de servicios Web ( Parte de la informática "más fácilmente" externalizable la parte de programación).
 
También ambos están preocupados de que, en torno a los 48, 50 años , sus empresas respectivas no les aseguran el puesto de trabajo . A esa edad, según la empresa, a la gente le falta iniciativa y no quiere arriesgarse. Según los propios "cincuentonoes", es que son más difícilmente manejables.
 
Y Mister opina: Mientras no arreglemos los verdaderos problemas de Luis y Carlos, hablar de facilitar el despido, penalizar las contrataciones, o del modelo "Austro-Alemán" me parece un gran error.
 
Hablemos de lo que demade la sociedad, tanto empresas como trabajadores y luego veremos como implementarlo. En mi opinión, hablar de un modelo que data de Franco es caduco y sin sentido.

Comentarios (14)

mistol Jubilado nacido el 4/2/45 y colaboro con el circuloeconomia.com y la Escola Europea de Humanitats de Barcelona, sobre ciencias humanas.

14 Jun 10
Creo que luis y carlos tienen las mismas oportunidades, a pesar de la diferencia de estudios, sólo dependen de ellos mismos y de su libertad creativa, ser emprendedores. Posiblemente, como pasa en USA,si los dos empezaran de nuevo una nueva etapa, luis triunfaría antes que carlos y hay miles de ejemplos. Por eso MISTER creo tienes la inmensa suerte de tener 25 años y decidir tú mismo qué quieres hacer en tu vida, sólo hay que ponerle pasión y libertad de elegir. Es muy importante aprender de los fracasos y ésta crisis es una oportunidad de oro para cambiar. Incluso lo estoy haciendo yo a los 65 años.
Recuerda: todos los empresarios han empezado de cero, mejor dicho de menos cero. Mi último trabajo lo consequí a los 50años y durante 15 años he recibido en mi despacho a miles de empresarios que deseaban vender su empresa y el 95% de ellos había empezado con una mano detrás y otra delante.
La reforma laboral debería ser total, o sea, el trabajador debe ser consciente de poder dejar de trabajar en una empresa sin recibir un duro, pero eso sí, poder colocarse en otra a los dos meses máximo, con esto te lo he dicho todo. La flexibilidad y la libertad del empleado como del empleador debería ser total.
Mistol

MRDV http://miguelramo.com/mef - https://twitter.com/miguelramo

14 Jun 10
Creo que la reforma laboral es necesaria pero se plantea erróneamente porque actualmente las partes la basan en el coste del despido. Es una visión mezquina y estrecha. Debería enfocarse al revés: el empleo. No se puede reformar el mercado laboral teniendo como primer punto en mente el despido sino la contratación para alcanzar un fin: el beneficio. No se puede olvidar que el contratante no quiere verse atado por obligación a un trabajador sino porque necesite a ese trabajador ¡es de sentido común! El trabajador español sigue pensando que no está en el mismo barco que el que le contrata y es un grave error. El trabajador debe tener claro que, si trabaja correctamente, la empresa le necesitará y que los sueldos están estrechamente ligados al beneficio de la empresa. Hay que desterrar el ausentismo laboral injustificado, la falta de productividad y fomentar la competitividad a todos los niveles. En su día fui funcionario de un ayuntamiento pero eso no me desanimó a la hora de irme voluntariamente y crear mi propia empresa que en unos pocos años pasó de 2 empleados (mi socio y yo) a 350. Siempre defendí unos sueldos generosos a cambio de la complicidad de mis empleados y funcionó. Nos necesitábamos mútuamente, íbamos todos en el mismo barco, el modelo era "win-win". Ahora tengo 50 años, vendí mi empresa pero sigo viéndolo de la misma manera, con optimismo pero lo que se lleva debatiendo en España desde hace dos años me parece completamente diferente.

mistol Jubilado nacido el 4/2/45 y colaboro con el circuloeconomia.com y la Escola Europea de Humanitats de Barcelona, sobre ciencias humanas.

14 Jun 10
He quedado sorprendido con tu edad (MRDV) , pero me alegro muchísimo porque a los 50 años empecé el mejor trabajo de mi vida y aunque ahora estoy jubilado, estoy en contacto contodos mis compañeros y disfruto de mi jubilación, para hacer muchas cosas que me quedan pendientes, entre ellas ésta que estoy haciendo ahoramismo.Además, estoy totalmente de acuerdo con tu comentario, que me dá la razón.
abrazos de mistol
16 Jun 10
Hola a tod@s:
A riesgo de no entender el juego comparativo que Mister realiza en el post, me parece que lo mejor es ser funcionario y a vivir! (es broma!) ;-)
Para Mistol, estan claras tus medidas (las de siempre por otra parte) y yo personalmente, les añadiria un pelín mas de liberalismo-casposo, por ejemplo del tipo...: que los trabajadores y currelas, se piren de la empresa cuando los empleadores a sí se lo indiquen, sin rechistar y devolviendo parte de lo ganado en este trabajo como, gratitud a tal empleador.
Me parece una excelente medida para que el empleador pueda seguir empleando (le quede buen cuerpo) y ademas, "hagan provisiones" para los futuros despidos y que estos nos les pille con "los pantalones bajados".
Luego me hace gracia, porque indagas en lo mas profundo de a lo que estos "liberales a ultranza" se dedican, y encuentras funcionarios a tiempo completo, parcial, etc.
Mu triste, mu triste...
MRDV: Admiro tu impetú emprendedor y agradezco tu buena marcha y trabajo realizado. Sin duda,  crear una sociedad que "diera de comer" a 350 personas así lo indican. Tambien me parecen buenas tus formas de motivación durante todo este tiempo: "Que el empleado se sienta parte de la empresa, que sepa que del fruto de su trabajo, dependera la de su puesto en la plantilla, salarios (con incrementos supongo) en función de los beneficios de la organización" etc, pero estaras conmigo, que mas alla de las puertas de tu empresa, el panorama empresarial y porque no, tambien laboral dista mucho de acercarse a esas buenas practicas que tu has puesto en marcha en tu empresa.
Yo no tengo soluciones para la crisis, pero si creo como se hubieran evitado que miles de familias hubieran llegado a esta situación... imponiendo el sentido común entre estas y hubiera evitado un sobre-endeudamiento historico (vía cipotecas a 40 años) poniendo limitaciones bancarias a la concesión de este tipo de prestamos inmobiliarios... y de estos polvos, estos lodos claro...
Saludos.
Luis.

MRDV http://miguelramo.com/mef - https://twitter.com/miguelramo

17 Jun 10
@lovolive: la auténtica reforma laboral debería empezar por un cambio de mentalidad por eso he contado mi historia porque creo que, con un espíritu positivo basado sobre todo en el sentido común (estamos todos en el mismo barco y debemos remar en la misma dirección para que todos ganemos dinero), las cosas serían muy diferentes. Una empresa prosperará cuanto más racional sea su planteamiento y objetivos pero también cuanto más unidos estén los miembros que la componen. Por eso una reforma laboral que se base en el coste del despido creará temores y sembrará incertidumbre. ¿No debería basarse en fomentar confianza? ¿Por qué no se puede crear un único contrato laboral indefinido sin estipular un coste por despido? El contratante no se sentiría atado al trabajador más que por la relación laboral necesaria para llevar a cabo su empresa y el contratado no estaría pendiente de la fecha de finalización de contrato sino en realizar lo mejor posible su cometido para seguir trabajando. ¿Acaso soy utópico al decir eso? Lo irracional es que ambas partes estén más pendientes de los contratos laborales que de trabajar. Se ha invertido el objeto laboral, se ha empezado la casa por el tejado y así lo lógico es que se caiga todo como, de hecho, está ocurriendo.
 
Edito para ilustrar lo dicho en torno a la reforma laboral donde lo más importante sigue siendo el precio del despido...

Lopv Inversor en Fondos Internacionales de RV, RF y RA

17 Jun 10

@MRDV, me temo que si eres utópico es lo que dices.

Por extensión, no sería necesario firmar contratos porque la gente daría su palabra y punto.

Pero la realidad es que convivimos en una sociedad imperfecta, llena de abogados, jueces,  notarios y registradores que tratan de evitar que los compromisos escritos se queden en papel mojado.

Hay que asumir que el equilibrio empresario-trabajador es imperfecto, aunque haya mejorado en las últimas décadas.   Idílicamente no harían falta los sindicatos ni los convenios colectivos si los empresarios se comportaran como tú dices que te comportaste, y negociaran justamente con los trabajadores de la empresa, sin abusar de una probable mejor preparación para las negociaciones que la de los trabajadores, ni de medidas coercitivas.

Pero la realidad es otra.   En los 40 años que llevo trabajando me he encontrado con muchos más gerentes malos que buenos.   Ya unos cuantos, que siendo buenos, perdían totalmente los papeles cuando llegaban momentos de crisis, bien internos de la compañía o del mercado.

Tenemos una clase empresarial que dista mucho del idilio.   En esta crisis las empresas españolas han echado a los trabajadores a doble ritmo que es resto de las economías de la OCDE, siendo la caída de nuestro PIB de las menores.   Y eso que es caro echar a la gente.   Cuando sea más barato, será la releche …

La visión de nuestros empresarios, en general, es corto-placista.   Más de la cigarra que de la hormiga.   Y no hablo de las cuatro empresas modelo que hay en el país.   Hablo de los cientos de miles de Pymes.

Como con toda acción existe una reacción, tenemos una clase trabajadora poco identificada con los objetivos de la empresa.   Y los más extremistas, entre ellos los sindicalistas, en las barricadas.

Hasta que los empresarios no empiecen la tener más visión de empresa a largo, y no al negociete a corto, y los sindicatos abandonen las barricadas y adopten una postura de equilibrio que armonice los intereses de los trabajadores fijos, los temporales y los parados, con visión a largo plazo, estaremos hablando de soluciones estrechas de miras.   Pan para hoy y hambre para mañana.

Desgraciadamente las leyes son necesarias (incluida la laboral), porque hay delincuentes.   De ambos lados.   Sin ley laboral llegaríamos a los momentos de la Revolución Industrial.   Puro esclavismo.

Que la ley tiene que ser más flexible, sin duda.   Con un despido más barato, para evitar los “jetas” que cuando tienen atesorada una antigüedad-indemnización se dedican a tocarse los h… y boicotean a la empresa.   Gente improductiva que no se va de la empresa para no perder su potencial indemnización y que están deseando que la empresa los eche para hacerse ricos.   Pero la empresa no les echa porque no tiene dinero para echarles.

Pero, insisto, con una indemnización.   Desgraciadamente ser gerente y gestionar a la gente es muy difícil.   Con frecuencia los gerentes se ven sobrepasados por los acontecimientos y el tener gratis en despido sería una tentación irresistible para resolver ciertos problemas que hay que resolver de otra forma.   El “you are fired” de las películas está muy bien cuando echan al malo.   Pero muchas veces el malo es que echa.

A lo práctico, medidas que en caso de crisis permiten a la empresa reducir el número de horas trabajadas contra echar a la gente y perder el capital de conocimiento, me parecen muy interesantes.   La otra medida que se hablaba, pero que no ha salido ahora, el modelo Austriaco, donde el trabajador tiene un fondo de indemnización por despido, que se lleva de una empresa a otra.   Esto fomentaría enormemente la movilidad y permitiría que trabajadores “quemados” en una empresa se cambiaran a otra donde empezar con ilusión, pero con las espaldas cubiertas.

MRDV http://miguelramo.com/mef - https://twitter.com/miguelramo

17 Jun 10
@Lopv: no he querido insinuar que haya que dejarlo todo al libre albedrío porque todo el mundo es bueno o mejor. Los contratos son necesarios para sacarlos cuando una de las partes no cumple pero los papeles siempre se sacan cuando las cosas van mal, nunca cuando van bien, por lo tanto todos debemos poner de nuestra parte para que, la regla sea que vayan bien y la excepción que vayan mal (la simplificación ayuda al entendimiento). Todas las épocas son duras pero la actual parece peor que las anteriores en parte debido a nuestra mala memoria histórica y en parte porque es cierto. Quizás mi planteamiento que, insisto, funcionó bien (a no confundir con idílicamente porque eso no existe) hoy en día se haya convertido en una utopía porque se basa todo más en la autoprotección y la falta de confianza entre las partes. Sigo pensando que si seguimos con ese planteamiento ni evolucionaremos, ni prosperaremos pero, quizás, los que estén en la vida laboral activa no sepan o puedan o quieran hacer el esfuerzo necesario para cambiar unas posiciones que tanta factura acabarán pasándonos a todos. Pues nada, sigamos planteándonos cómo entrar a trabajar pensando en cuanto cobraremos cuando nos despidan en vez de cuánto ganaremos mientras trabajamos y como una moneda tiene dos caras el mismo razonamiento inverso servirá para la patronal.
 
Si las sociedades más avanzadas han terminado por caer "inexplicablemente" igual tenemos la explicación en frente de las narices y no sabemos verla porque solo nos fijamos en nuestro propio ombligo.

Lopv Inversor en Fondos Internacionales de RV, RF y RA

17 Jun 10

@MRDV, no te falta razón cuando dices que el fin de las civilizaciones está relacionado con la autocomplacencia, la protección a ultranza de los que tenemos, y la falta de iniciativa.

Pero creo que la alternativa no es la ley de la selva donde sobrevive solo el más fuerte y los débiles viven en constate peligro.

Por si no me he explicado antes correctamente, sólo propongo la busca de un equilibrio entre la seguridad del trabajador (sin hiperprotección) y los objetivos de la empresa emprendedora (pero con buena gestión y sin codicia).

Cuando lleguemos a que los empresarios sientan de verdad que sus trabajadores son el activo más valioso de la empresa, y los trabajadores vean que son parte fundamental de la empresa, entonces las leyes laborales, sindicatos, convenios colectivos, etc, serán usados solo para casos marginales de delincuencia de cualquiera de las partes.

Mientras tanto, habrá que definir reglas que permitan las mejores garantías posibles para ambas partes.

mistol Jubilado nacido el 4/2/45 y colaboro con el circuloeconomia.com y la Escola Europea de Humanitats de Barcelona, sobre ciencias humanas.

17 Jun 10
Enhorabuena LOPV por tu gran sentido común, desgraciadamente, es el menos común de los sentidos pero estoy totalmente de acuerdo.

MRDV http://miguelramo.com/mef - https://twitter.com/miguelramo

17 Jun 10
@Lopv: espero que se entienda que la alternativa de la ley de la selva que comentas no hace parte de mi propuesta. De todas formas a mi vez entiendo que la sociedad no está preparada para funcionar con una propuesta tan coherente pero que conlleva el miedo de que la parte fuerte someta a la débil. Me rendiré tristemente a la evidencia de tus argumentos a regañadientes y por fuerza mayor pero no en señal de aceptación; no puedo ir contra mi propia naturaleza.