Como actualización al artículo de febrero en que analizaba el movimiento lateral que estamos viviendo en el Ibex 35 vemos como continua desde mediados de septiembre de 2012 hasta fecha de ayer.
 
Se está produciendo en torno a los 8.150 puntos, niveles en los que cerró el índice español ayer, con un máximo en 8.755,9 y un mínimo en 7.490,6 puntos en las 129 sesiones del tramo analizado.
 
Lo más sorprendente es que este movimiento ha dejado la friolera de 17.003,6 puntos si sumamos la diferencia entre el máximo y el mínimo de cada sesión durante estos seis meses.
 
Todo un lujo para los que aprovechamos las oscilaciones sin sentido que tienen los activos que cotizan.
 
Estos movimientos se producen constantemente y son, verdaderamente aburridos, si lo que se pretende es esperar a que se rompan al alza, muchas veces duran mucho, como este y otro análisis que hice con anterioridad.