Pues no, no siguió la fiesta, terminó con el subidón del viernes pasado. Semana extremadamente volátil en la que hemos operado mucho tanto con el futuro del Ibex como el del Mini Ibex y que nos ha hecho ganar dinero pero insuficiente para compensar las pérdidas que nos han ocasionado los contratos acumulados.
 
Semana de las que crean afición si se tiene la oportunidad de seguir las sesiones en tiempo real.
 
Al final retroceso importante que deja el Ibex en los 9.812,70 puntos y a BSCH en 7,509 euros, niveles en los que ha rebotado varias veces pero que durante la sesión de hoy han llegado a perforar y que da la impresión que en cualquier momento caen por debajo de esos niveles.
 
Vamos a ver si de aquí a al final de la sesión de USA o durante el fin de semana pasa algo que haga posible un rebote, aunque últimamente cualquier noticia buena dura poco en las cotizaciones, especialmente en las de la bolsa española.
 
Las operaciones de la semana se pueden ver en: