Junio ha sido un buen mes para las bolsas, que han recuperado la mitad de lo caido entre abril y mayo.

Parece que a la cartera le está costando recuperarse del batacazo de mayo, el sector del automóvil sigue pendiente de China (que por ahora sigue mostrando buenos niveles de ventas, aunque al parecer caen los márgenes). Destacamos la rentabilidad de doble dígito de la mayor parte de las posiciones en bolsa española, quizás en julio pasemos a liquidez algunas de nuestras "S.A."

Para el mes de julio, esperamos rallie en Apple con la vista puesta en los earnings del 24 de julio, aunque en esta ocasión no está claro que la sorpresa sea tan positiva como en los pasados dos trimestres. Si los tuviéramos bien puestos abriríamos algún derivado largo para cerrarlo antes del anuncio, pero por ahora continuaremos con lo puesto y nos comeremos lo que salga.