Divorciarse por notario: más rápido, pero quizás más caro. Esta opción es más ágil pero puede conllevar el pago de impuestos por transmisiones de bienes inmuebles. Albert Sagués, economista, profesor de la UPF Barcelona School of Management y colaborador del blog de economía Patrimonia lo analiza en este vídeoblog.

Puedes ver el vídeo y el resto de nuestro material en http://goo.gl/KrI4CB