Purificación Palazón Fernández

(Purificacion)

Madrid . Madrid .

La brecha entre el Norte y el Sur.


Escrito 8 May

La brecha entre el Norte y el Sur.

 

Como cada primer jueves de mes, hoy se ha reunido el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo, en esta ocasión en Bruselas, para anunciar sus medidas de política monetaria en la zona euro. El escenario macro al que debe hacer frente el BCE, en estos momentos, es el de un alto riesgo de deflación, unido a un euro demasiado fuerte, cercano a los 1,40 dólares.

 

Recordemos que el objetivo inflacionista del BCE es mantenerse cercano al 2%, y aunque ha mejorado, en dos décimas, en el mes de abril, se sitúa en un alejado 0,7%. ¿Cuáles son los riesgos de la deflación? La deflación amenaza la modesta recuperación de la eurozona, puesto que la caída continuada de los precios, no sólo encarece la devolución de la deuda de los Estados, sino que puede provocar un débil crecimiento, una depreciación de los activos y del ahorro, precipitando una recaída en la recesión económica.

 

La apreciación de la divisa europea tiene efectos negativos, tanto sobre la inflación, como sobre el crecimiento, puesto que dificulta las exportaciones. Draghi ha afirmado hoy que en el Consejo han discutido sobre una posible intervención en el mercado de divisas, puesto que la fortaleza del euro es “causa de gran preocupación”.

 

Algunos expertos consideran que este escenario es fruto de la política de austeridad impuesta por Alemania, lo que supone una amplia brecha entre los países del norte y los del sur de Europa. Si atendemos a las cifras: de los 26 millones de parados, el paro del Sur es tres veces mayor que el del Norte; en el período 2009-2015, Alemania experimentaría un aumento del PIB superior en un 13,8% a España; los intereses que pagan por sus créditos las empresas de países periféricos son dos puntos porcentuales superiores a los que pagan las empresas alemanas,...

 

El BCE ha decidido hoy que no va a adoptar ninguna medida, por sexto mes consecutivo. Y ha advertido a los gobiernos e instituciones que dan consejos sobre política monetaria, mercado de divisas, liquidez, etc, que el BCE es una institución independiente y que con estos comentarios se está dañando su credibilidad.

 

La más elemental macroeconomía aconsejaría, en períodos de bajo crecimiento y con peligro de deflación, adoptar políticas económicas capaces de activar el gasto, la inversión y la flexibilidad monetaria. Las medidas que se barajan son el recorte de los tipos de interés del 0,25% actual al 0,15%, interés negativo para los depósitos bancarios en el BCE, inyectar liquidez al mercado monetario, y la compra de activos para intentar debilitar al euro.

 

Pero Draghi ha decidido esperar al 5 de junio para disponer de más datos. El gobernador asegura que adoptará medidas no convencionales si resulta necesario. Pero, ¿qué estima el BCE como necesario? ¿Lo que interesa a la Europa del norte o lo que necesita la Europa del sur?

 

De momento, las bolsas han reaccionado positivamente al anuncio de Draghi de posponer la adopción de medidas para el mes de junio y el euro se ha depreciado ligeramente.


Comentarios