Apreciados amigos,

 

Finalizó agosto. Un mes malo, muy malo para los mercados y la economía en general, con fuertes caídas tanto en los mercados de Renta Variable, como en los mercados de Renta Fija.

 

A lo largo del mes han sido muchas las variables que han provocado estas turbulencias y alta volatilidad en los mercados. Podemos destacar entre otras, las fuertes subidas de las primas de riesgo, tocando máximos en el caso del bono español por encima de los 400 p.b. frente al alemán; y, la rebaja del rating de la deuda americana pasando de AAA a AA+, que provocó días de fuertes caídas y elevada volatilidad. También se ha hablado mucho a lo largo del mes acerca de la problemática de la deuda europea y su posible solución político-económica con varias reuniones que no han acabado de satisfacer a los mercados…

 

Así pues, tenemos lo que tenemos (ver tabla adjunta):

 

En ella, podemos ver las fuertes caídas en los mercados de Renta Variable. Destacar la caída del 9,5% del selectivo español, pero sobre todo, el fuerte varapalo sufrido por el mercado alemán, con una caída acumulada en el mes superior al 19%.

 

Los datos macro, en general, siguen sin ser buenos. Ayer mismo, la confianza del consumidor en EE.UU. bajó hasta los 44,5 puntos, marcando mínimo desde abril de 2009, y hace un par de días, el FMI revisó a la baja su previsión de crecimiento a nivel mundial.

 

Si bien se trata de una revisión en línea, nos muestra que estamos frente a una desaceleración intensa que nos presenta grandes incertidumbres. Estamos mejor que hace un año, pero las perspectivas se han deteriorado considerablemente…

 

Malas noticias también para el sector inmobiliario, con fuertes caídas en la concesión de hipotecas. Así, en junio, se firmaron un 42% menos de hipotecas con respecto al año anterior, acumulando ya 14 meses consecutivos de caídas y un descenso global en el acumulado del año del 25%.

 

En definitiva, los mercados a través del precio de sus activos están descontando un escenario muy negativo. Posiblemente de recesión. Es por ello que si finalmente no se materializa dicho escenario, podríamos tener una recuperación de los mismos.

 

De todos modos, hay aún, como ya hemos comentado, muchas incertidumbres a resolver:

 

  • ¿Que pasará con Europa y la crisis de deuda?. ¿Cómo acabará materializándose el enésimo rescate de Grecia?. Para ello será interesante conocer el resultado de la cumbre europea de octubre y esperar que todos los países aprueben el último plan de rescate de Grecia. En los últimos días, Finlandia ha mostrado sus reticencias a pesar del acuerdo al que se llegó hace un mes.
  • ¿Qué pasará con EE.UU.? ¿Habrán nuevas rebajas de su rating? ¿Acabará la Fed aplicando nuevas medidas expansivas? ¿Cómo serán éstas?...
  • ¿Qué pasará con los mercados emergentes? ¿Cómo afrontará el banco central de China el problema de la inflación? ¿Seguirán creciendo las economías emergentes a los niveles actuales?...

 

Entramos en septiembre y octubre, meses que tradicionalmente suelen ser “complicados” para los mercados, pero como lo que si tenemos claro es que nada volverá a ser como antes (o al menos tendrá que pasar un largo periodo para que así sea…), ¿quién sabe…?, quizás está vez sean meses positivos…

 

Así pues, con todo ello, centraríamos nuestra estrategia en:

 

  > Perfiles Defensivos:

 

·         Liquidez. Fundamental en periodos de incertidumbre y volatilidad.

 

·         Renta Fija. Estrategias de renta fija corporativa y bonos de alta calidad crediticia.

 

  > Perfiles Arriesgados:

 

·         Renta Fija: Mix entre renta fija corporativa, high yield vía fondos de inversión y parte en bonos convertibles.

 

·         Renta Variable. Sobreponderar EE.UU. y Japón frente a Europa. Incrementar posiciones emergentes tras los últimos recortes. Estrategias de dividendo. Valores con buena rentabilidad por dividendo, resultados recurrentes, buenos flujos de caja y líderes en sus sectores.

 

·         Divisas. Apuesta por divisas emergentes. A estos niveles no cubrir USD.

 

… Y como en toda inversión es importante tener en cuenta el largo plazo, pero también el medio y corto plazo, recomendamos sobretodo PRUDENCIA y PACIENCIA, pues a veces, la excusa del largo plazo nos lleva a tomar decisiones erróneas. Como se ha demostrado, hay ocasiones en las que no hacer nada, puede ser la mejor decisión de inversión.

 

¿Cuál es vuestro "feeling"...?

¿Cuales son vuestras apuestas y preferencias a nivel de inversión...? 

 

Un fuerte abrazo!

 

Robert

 

 

 

Mensual Sep2011.doc