Únicamente llevo tres días en esta comunidad y el novato que aquí les habla ya se ha percatado del miedo que tiene la gente tiene ante la posibilidad de que existan una o varias burbujas de activos a nivel global. No es para menos. En este artículo me centraré en la valoración de la RV americana y en concreto en la valoración del S&P 500. Para ello y con la intención de que el artículo no se haga ‘pesado’ de leer me centraré en uno de los cinco indicadores que utilizo para ‘valorar’ desde un prisma top-down el mercado, en concreto mediante la ratio CAPE o PE de Shiller.

 

La “ratio de Shiller” relaciona la cotización del índice S&P 500 y sus ganancias de los últimos diez años corregidas por el IPC, es decir reales. El propio Shiller reconoce que esta medida está inspirada en los escritos de Benjamín Graham, padre del value investing, quién en 1934 escribió Security Análisis, en donde mencionaba la necesidad de que las ganacias de una empresa deberían ser normalizadas durante un periodo de al menos cinco años, siendo preferibles siete o diez años. De esta forma se puede estimar la capacidad de la compañía para generar beneficios en condiciones normales del negocio, evitando así cualquier “discontinuidad” que pudiera producirse en un único ejercicio contable. El gráfico siguiente muestra la valoración actual de esta ratio.


 

Cotizando a un nivel de 24.56x, el S&P 500 se encuentra en su decil más elevado de toda su serie histórica (1881-2013), es decir, dentro del 10% más ‘caro’. ¿Son estos niveles de burbuja? Pues… ¿a quién mejor preguntar sino al propio creador de la ratio, Robert Shiller? En una reciente entrevista en Wealthtrack, Shiller - quien en su libro Irrational Exhuberance ‘predijo’ la crisis de las puntocom (primera edición del libro en 2000) y la posterior burbuja inmobiliaria (segunda edición de 2005) – afirmó que el S&P 500 se encontraba en ligera sobrevaloración, pero que en ningún caso podía hablarse de burbuja. Para Shiller la RV es más atractiva que la RF o que la inversión inmobiliaria. En términos relativos para mí también, ahora bien, en términos absolutos me parece como tener que elegir entre el tifus o el cólera.

¿Cómo puede ser que para un índice que cotiza dentro del 10% más elevado de todos sus registros históricos puedan decir que es una inversión atractiva? La respuesta es que en términos relativos sí lo es y por dos motivos.

Primero: puesto que los bancos centrales tienen la misión de apreciar todos los bienes de capital (o de los títulos que representan a estos bienes), es decir, bonos, acciones, inmuebles, en términos relativos, y sólo en término relativos, la RV es más atractiva que los bonos.

Segundo: La (para mí mal llamada) inflación medida por el CPI (el IPC americano) también juega un papel importante en las valoraciones, pues a menor IPC un mayor poder de compra de la divisa y a mayor poder de compra de la divisa mayor valoración poseen las corrientes de flujos denominadas en dicha divisa. Un gráfico muy ilustrativo de la relación entre la ‘ratio de Shiller’ y el IPC es el siguiente.

 

 

Por último, observando el siguiente gráfico publicado por Clifford Asness ( AQR Capital Management), parece que la RV tiene todas las papeletas para vivir otra ‘década pérdida’...