En mi humilde opinión estamos en un buen momento para invertir en renta variable española, al menos, en alguna empresa. Por ejemplo, en mi opinión son muy atractivos valores como Telefónica: tien una rentabilidad por dividendo magnífica en el momento actual, que aunque dismunuya algo los próximos años ( ha anunciado incremento)  resulta muy atractiva ( más del 10 %) El PER actual al que cotiza es extremandamente bajo. Además de lo anterior, es una empresa global muy diversificada, líder de su sector. Es cierto que tiene ciertos problemas  en el mercado  español, pero  su posición a nivel global es envidiable.  En definitiva,  pienso que los valores españoles están sufriendo una excesivo e injustificado castido por los  inversores internacionales que, tarde o temprano,  remitirá y volverán las aguas a su cauce.