2012 parece haber empezado como terminó el 2011, con grandes dudas sobre nuestra divisa. La masiva recalificación a la baja realizada por Standard & Poors a la deuda de los distintos Estados europeos, especialmente llamativa la perdida de la triple A de Francia, no hacen más que alentar a aquellos que especulan con la capacidad de supervivencia del euro, a la vez que complica la gestión de la salida de la crisis de liquidez a los organismos empeñados en esa dificil tarea.
 

Ante este panorama en el que el inversor particular tiene serias dudas sobre donde invertir sus ahorros, es más, llega a plantearse si invertirlo o “guardarlo bajo el colchón”, la inversión en aquellos productos en dólares parece recobrar el interés. Y es que son muchos los que se ven la necesidad de tener parte de sus ahorros fuera de la eurozona.

No en vano, la divisa europea ha sufrido una importante caída con respecto a la americana en los últimos meses, pasando el tipo de cambio del 1,416 que marcaba el pasado 15 de julio, al 1,268 el 15 de enero, una caída significativa en un periodo de tan solo 6 meses. Unido a esto, es importante subrayar que estamos en un año importante para la economía americana. Estamos en época de primarias y elecciones y ante este panorama, todas las fuerzas políticas gobernantes van a tratar de obtener los mejores resultados posibles, que le garanticen una posición de fuerza ante sus electores, aunque sea con medidas a corto plazo.

Con el objeto de avanzar en exposición al dólar USA y diversificar los activos, la forma más sencilla y eficaz son los fondos de inversión. Mediante estos se puede mantener una cartera muy eficiente de productos denominados en dólares y de alta rentabilidad de forma sencilla, contando siempre con la monitorización y opinión de los distintos gestores.

Entre aquellos fondos que cumplen con este requisito de invertir en el mercado norteamericano y con resultados atractivos para los particulares, encontramos   GOLDMAN SACHS US SMALL CAP CORE EQUITY PORTFOLIO BASE CLOSE USD CAP.  inversor en empresas de pequeña y mediana calificación, con una rentabilidad del 5, 39 % a un año y de 87,60 % a tres. Además, destacar que cuenta con una inversión mínima inicial de 5.000 dólares.

Asimismo destaca   JPM HIGHBRIDGE US STEEP X (ACC) USD, gestionado por JP Morgan Asset Management. Clasificado en la categoría VDOS de Renta Variable Internacional USA, cuenta con un perfil de riesgo considerado como muy alto, si bien es cierto que en los tres últimos años se ha mantenido en el primir quintil por rentabilidad, teniendo en cuenta a su categoría de referencia. Destacar que esta rentabilidad es de un 9,09 % a un año y del 87, 33 % a tres.

Por último, cabe señalar   PIONEER FUNDS-U.S. FUNDAMENTAL GROWTH A CAP USD, el cual busca obtener la máxima rentabilidad invirtiendo a medio y largo plazo en una cartera de acciones e instrumentos vinculados a renta variable emitidos por empresas estadounidenses con un alto potencial de crecimiento, basados en el análisis fundamental. Destacar que en los últimos años ha obtenido una rentabilidad superior a la de su categoría (Renta Variable Internacional USA Growth), siendo ésta del 7,63 % a un año y del 83,23 % si nos fijamos en el plazo de los 3 últimos años.

Indicar también la importancia de consultar con tu gestor aquellos productos que más se adecuen con tu perfil de inversor, ya que puede variar en gran medida dependiendo del grado de riesgo que esté dispuesto a asumir o al periodo de tiempo.

http://www.quefondos.com/es/fondos/analisis/refs/ref187.html