Los países emergentes están de moda. Y no es casual, su tasa de crecimiento es muy superior a la de los países desarrollados. Los llamados BRIC, término acuñado por primera vez en 2003 por Jim O'neall en un informe desarrollado para Goldman Sachs, están dando mucho que hablar... y esto no ha hecho más que empezar (según este mismo informe).

Pongamos que hablo... de beijing

Centrando el foco en China, el recién estrenado año del dragón ha comenzado marcando buenos resultados para su economía, posicionándose como una de las más sólidas y con mejores perspectivas en el panorama internacional. No en vano, la tradición china asocia a este mitológico animal con la fuerza, con la salud, la armonía, la buena suerte y como guardián de las riquezas.

El crecimiento estimado del PIB del gigante asiático para 2012 es del 8,5%, frente a los niveles cercanos a crecimiento 0 de distintos países de la eurozona, como es el caso de España, según las previsiones de Standard & Poors, o a previsiones menos halagüeñas, como las del Fondo Monetario Internacional que pronostica una caída del 1,7% también para España.

Trasladando el enfoque al mundo de los fondos de inversión, observamos que la categoría VDOS de renta variable internacional china también cuenta con unos datos de rentabilidad muy sugerentes: un 10,25% en el inicio de año y un 68,37% a tres años de rentabilidad media de la categoría.

Este es el caso del   HENDERSON HF - CHINA FUND X2 USD, que en lo que va de año acumula una rentabilidad del 17,26%. El fondo gestionado por Caroline Maurer y Andrew Mattlock, centra sus principales posiciones en el sector financiero, con un 48,3%, seguido del consumo discrecional (21,5%) y el energético (18,1%). Con respecto a las entidades en las que invierte, destacar China Construction Bank Corp. (8,2%),, Industrial & Commercial Bank of China (6,8%) y China Coal Energy (5,3%). Destacar también la presencia en cartera con un 4,4% de China Citic Bank, entidad participada en un 30% por BBVA.

Por su parte Schroder Investment Management destaca con el fondo   SCHRODER ISF TAIWANESE EQUITY A ACC USD, que tiene una rentabilidad acumulada a 3 años del 125,36% y del 11,36% en lo que va de 2012. Con respecto a la vinculación de activos por sectores, apuntar que cuenta con un 50,5% en el sector de la electrónica, un 12% al financiero y un 10,8 al de las telecomunicaciones. Por empresas, destacar Hon Hai Precision Industry y Taiwan Semiconductor Manufacturing, ambos con una presencia en cartera de un 9,8% y pertenecientes al sector de la electrónica.

Por último destacar el fondo   FIDELITY FUNDS-GREATER CHINA FUND A-USD, con una rentabilidad de 83,9% a tres años y del 32,54% a 5 años. En su distribución por sectores, señalar el 35,59% que ocupan los servicios financieros, el 20,36% del sector de las telecomunicaciones y un 10,32 del sector energético.

Indicar que la categoría cuenta con un nivel de riesgo considerado como muy alto y que el tipo de cambio del yuan, moneda china, con respecto al euro ha pasado en un año de 4,8252 a 4,8388. Pongamos que hablo... de Beijing.

http://www.quefondos.com/es/fondos/analisis/refs/ref202.html