Según cuenta Reuters, el gobierno español podría haber mentido al anunciar las cifras de deficit del año 2011, en el que aumentaba el dato del 6 % a niveles superiores al 8 %. ¿El motivo? Dar la sensación de que el nuevo ejecutivo está logrando resultados extraordinarios o, por lo menos, mejores que los del anterior.

Cuando el principal mensaje que está dando Rajoy allá por donde pasa es que es “una cuestión de confianza”,  asuntos como este me parecen realmente graves. La Moncloa ahora niega este dato pero... ¿la creemos? La duda ya está sembrada en la mente de todos, supongo que será cuestión de esperar la evolución de acontecimientos.