Sintetia

ESPAÑA.

La magia de la educación


Escrito 20 Dec 11
Artículo - Bryan Caplan

Bryan Caplan es profesor de economía en la George Mason University. Ensayo previamente publicado en Econlib el 28 de noviembre de 2011. Derechos de traducción y reproducción cedidos por Liberty Fund. Inc.

He estado en la educación durante los últimos 35 años: 21 como estudiante y el resto como profesor. El resultado es que el Mundo Real me es casi completamente ajeno. Realmente no sé cómo hacer casi nada. A pesar de haber realizado algunos trabajos mundanos en mi adolescencia, mi conocimiento de primera mano del mundo laboral más allá de la “torre de marfil” es prácticamente nulo.

No estoy solo. La experiencia de la mayoría de profesores es tan reducida como la mía. Si quieres tener éxito en el mundo académico, el Mundo Real es una distracción. Tengo un trabajo soñado para toda la vida porque fui excelente en mis obligaciones como estudiante año tras año, conseguí la admisión en prestigiosas escuelas y publiqué un par de docenas de artículos destinados a otros profesores. Y eso es todo lo que ha sido necesario.

Considerando cuan concienzudamente he ignorado el Mundo Real, podrías pensar que el Mundo Real me habría devuelto el favor ignorándome. ¡Pero no es así! He tenido influencia sobre la carrera en el Mundo Real de miles de estudiantes. ¿Cómo? Mediante las notas. Al final de cada semestre, examino a mis estudiantes para comprobar si han asimilado mis asignaturas, y les pongo una nota. El resto de profesores hace lo mismo. Y, lo que es más importante, a los empleadores les importan nuestros juicios desde la “torre de marfil”. Los estudiantes con muchos sobresalientes finalizan sus estudios y consiguen trabajos agradables y bien pagados. Los estudiantes con suspensos no terminan sus estudios y consiguen, con suerte, trabajos poco agradables y mal pagados.

¿Por qué les importan a los empleadores las notas y los diplomas?
Leer el resto del articulo en Sintetia.com

Comentarios

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!