Snowball SICAV Newletter septiembre 2021

Snowball SICAV Newletter septiembre 2021

La rentabilidad neta de gastos de Snowball acumulada en 2021 es del 6,0%. Asimismo, les recordamos que rentabilidades pasadas no son garantía de rentabilidades futuras.
 
A continuación, y a modo de referencia, les mostramos la evolución de Snowball y del índice mundial en euros incluyendo reinversión de dividendos:

Rentabilidad acumulada

2021

1 año

3 años

5 años

Inicio

Snowball

6,0%

16,6%

53,8%

88,7%

93,0%

MSCI all country world (€)

18,1%

28,6%

42,6%

78,2%

100,4%

Diferencia

-12,1%

-12,0%

11,3%

10,6%

-7,4%

           

Rentabilidad anualizada

   

3 años

5 años

Inicio

Snowball

   

15,4%

13,5%

10,0%

MSCI all country world (€)

   

12,6%

12,2%

10,6%

Diferencia

   

2,9%

1,3%

-0,6%

 

 

En esta Newsletter vamos a tratar sobre los incentivos y como cada decisión humana trae consigo consecuencias no deseadas.

Las consecuencias imprevistas ocurren tan a menudo que los economistas las llaman "Efecto Cobra", y este nombre se debe a uno de los ejemplos más interesantes. Para ello hace falta contar una historia de la India colonial:

En la ciudad de Delhi hubo una proliferación de cobras, un problema que necesitaba claramente una solución por los riesgos que suponía para la población local. En este sentido, para reducir el número de cobras el gobierno local ofreció una recompensa a quienes las capturaran. Esta política parecía una solución, a priori, perfectamente razonable. La recompensa fue tan generosa que mucha gente se dedicó a la caza de cobras, lo que llevó exactamente al resultado deseado: La población de cobras disminuyó. Y ahí es donde las cosas se ponen interesantes.

A medida que la población de cobras disminuía y se hacía más difícil encontrar cobras en la naturaleza, la gente se volvió más bien emprendedora.

Comenzaron a criar cobras en sus casas, que luego mataban para recoger la recompensa como antes. Esto condujo a un nuevo problema: las autoridades locales se dieron cuenta de que había muy pocas cobras visibles en la ciudad, pero sin embargo seguían pagando la recompensa que antes.

Los funcionarios de la ciudad hicieron algo razonable: cancelaron la recompensa. En respuesta, la gente que criaba cobras en sus casas también hizo algo razonable: liberaron a todas sus cobras, ahora sin valor, y las cobras salieron de nuevo a las calles. Al final, Delhi tenía un problema de cobras mayor después de que la recompensa terminara respecto al momento anterior de que empezara.

Este caso se ha convertido en el ejemplo de cuando hay un intento por resolver un problema que termina por empeorar el mismo problema que los legisladores pretendían arreglar o, por extensión, aflora nuevos problemas.

Muchos ejemplos de hoy en día se podrían encuadrar con este efecto. Por ejemplo, cuando se subvencionan con parking y peaje gratis a los coches eléctricos, el gobierno lo que hace es subvencionar a las clases más altas que se pueden permitir coches de 60-100 mil euros. Otro ejemplo es el hecho de que, ante el problema de escasez de vivienda digna a precios razonables en las grandes urbes, hay burócratas que han llevado a cabo políticas de limitación de rentas de alquileres y como consecuencia se ha obtenido una restricción de oferta de viviendas con ninguna caída de precios de las rentas al tratarse de un incentivo perverso. Es decir, no sólo no ha contribuido a resolver el problema, sino que lo ha acentuado al haber menos oferta sin bajada de precios. En este caso concreto, a priori parecería más razonable para alcanzar el objetivo planteado establecer un sistema de incentivos orientados a aumentar la oferta de este bien escaso, con una colaboración público-privada, para que haya más donde escoger y haya cierta competencia que relaje la tensión en las rentas de los inmuebles.

Es por ello que debemos tener en cuenta el “efecto cobra” no sólo cuando nuestros “maravillosos” políticos toman decisiones sino en nuestro día a día cuando, por ejemplo, tomamos decisiones familiares, empresariales o de inversión.

Como siempre, nos ponemos a su entera disposición para aclarar cuantas dudas o preguntas tengáis.

Atentamente,



Josep Mussons Caldés
Presidente de Snowball Value, SICAV
Número ISIN: ES0126219007

0 ComentariosSé el primero en comentar
User