Buenos días,

Recientemente he leído en algún intercamabio entre @augur y @aoshi7 la posibilidad de hipotecar un inmueble para, con el dinero obtenido, realizar una inversión en bolsa.

Pongamos que el inmueble (en propiedad y ya pagado) está valorado en 350.000 euros y se pide un hipoteca con las condiciones actuales por un valor de 200.000 euros para invertir esa cantidad en un fondo como pueda ser el antiguo Bestinfond, el futuro de Paramés o en Magallanes.

Asumiendo que realmente es adquirir una deuda (que se podría pagar sin gran esfuerzo a los tipos actuales) para obtener un potencial beneficio importante, pero teniendo en cuenta que la situación actual de los mercados un tanto eufórica no parece la mejor ¿os parece una barbaridad el planteamiento? ¿pros y contras?

Me interesa vuestra oponión.

Un abrazo.