Quienes estén familiarizados con los ETFs saben que  esta industria está en constante innovación y parece  alejarse cada vez  más del origen, es decir, de la gestión pasiva.
Han surgido estrategias  basadas en diversos factores,Riesgo,Momentum; Calidad, Valor, Tamaño,Volatilidad,Equal Weight, etc
Lo que pretende el enfoque de baja volatilidad es hacerlo mejor en momentos de fuertes tensiones en los mercados
 Se consideran adecuados para inversores que deseen una exposición al riesgo algo más moderada.
Hay estudios que tratan de demostrar que a largo plazo los valores menos volátiles obtienen un retorno superior.


El SPY es sobradamente conocido

 El SPLV rastrea las 100 acciones de más baja volatilidad en los últimos 12 meses del S&P500

El EEM,pasa por ser el ETF más representativo del mundo emergente
El EEMV, rastrea 200 acciones del MSCI EM que tengan la más baja volatilidad

.