La marca de restaurantes  El Pollo Loco  es estrenó en bolsa asumiendo la responsabilidad de coger el relevo a  Chipotle , como uno de los posibles valores estrella del parqué con un potencial extraordinario.

¿Una responsabilidad difícil de soportar?

"El Pollo Loco" means "Crazy Chicken" cuenta la empresa en  su presentación y no engaña a nadie. Es una cadena de restaurantes donde el plato principal de su menú es  el pollo, marinado, a la brasa y lo sirven de todas formas: acompañado con una larga variedad de salsas, en ensaladas, en  burritos...

Es evidente que no está pensado para vegetarianos. Pero, a otros consumidores, este menú les gusta.  Los usuarios usuarios californianos se deshacen con buenas opiniones e  incluso los deportistas lo recomiendan, elogios que no comparten marcas como  McDonald's.

La cadena ha multiplicado su modelo a través de  400 restaurantes, entre  franquicias y  locales propios, y su propuesta es expandirse por todo  Estados Unidos.

"El Pollo Loco", ¿demasiado popular?

Un modelo de negocio basado en franquicias de restaurantes iguales, como el que propone  El Pollo Loco, es atractivo porqué es fácil repetir éxitos. Si funciona en un estado, o país, ¿por qué no extenderlo por todo el mundo?

Eso los inversores ya lo han visto y lo demuestra la cotización de la acción. Según los datos publicados en el  informe del tercer trimestre de 2014, la compañía ya está cara:

     Precio de la compañía  (11/11/2014): 35,22 Dólares / Acción

     Valor Contable: 5,95 Dólares / Acción

      Enterprise Value: 1.368 Millones de Dólares

     EBIT (de 39 semanas): 37,97 Millones de Dólares

     EBIT* (Extrapolado en 52 semanas): 50,63 Millones de Dólares

     EV / EBIT*: 27,02x (!!!)

A partir de estas cifras - que, atención, están extrapoladas y no contemplan la misma previsión de crecimiento que informa la directiva -, este es el  Rendimiento de las Inversiones:

     Rendimiento de los Activos (ROA): 10,59%

     EBIT* / ((Capital Circulante) + Activos Inmovilizados): 57,56%

El mercado ha visto la oportunidad y un posible paralelismo con otras cadenas de éxito, y ha encarecido una cotización que no se sabe si puede compensarse con la rentabilidad de las inversiones futuras.

La dedicación en el diseño de los restaurantes y el impulso para crear una marca de éxito, a través de la venta de franquicias, son los recursos clave de  El Pollo Loco, según un breve estudio de su modelo de negocio.

La compañía californiana quiere que  El Pollo Loco sea símbolo de comida sana, tan de moda últimamente, y clasifica el concepto de sus restaurantes entre el  fast-casual y el  quick-service - que no es lo mismo que  fast food.

Este es su  modelo de negocio:

¿Como no me puede gustar  El Pollo Loco?

Me gusta como a todos los inversores!

Por eso es una acción demasiado cara. No obstante, este no es el motivo que nos puede descorazonar a analizar más variables del negocio. Es la razón para seguirla atentamente y observar  si cumple todo lo que promete.