En la época medieval, cuanto mayor era un foso más imposible hacía los atacantes llegar hasta el castillo. La defensa que bordeaba la fortaleza no responde a los cánones de sofisticación, tal como los entendemos hoy en día, ya que sólo las dimensiones de la construcción eran lo que determinaba las probabilidades de que las hordas de vikingos y sarracenos entraran a saquear las propiedades del rey. Aún así, Warren Buffet aplica este mismo término - Moat - para definir la defensa que construye una empresa, a través de sus ventajas competitivas, para salvarse de las garras de la competencia.

El mejor libro que he encontrado hasta ahora, y que define a la perfección cuáles son las ventajas que construyen el foso alrededor de un negocio, es The Little Book that Builds Wealth - El pequeño libro que genera riqueza - , de Pat Dorsey . Esta publicación nos explica, en menos de 200 páginas, en qué puntos se debe fijar un inversor para entender lo que distingue una empresa común, que acabará hundida por sus contrincantes en cuatro días, de una verdadera resistencia a prueba de bombas.

Las economías de red, los bajos costes de producción, el coste que tiene el cliente para cambiar de servicio y los activos intangibles; como marcas, patentes o licencias; son las ventajas competitivas que distinguen un negocio único. Mientras que un banco tiene la "calidad" de dificultar a los clientes el cierre de sus cuentas, un productor de petróleo tiene en sus reservas un tesoro único que nadie podrá copiar. Por otra parte, elementos indefinidos - el mismo nombre lo dice; intangibles - como un nombre o una invención permiten generar grandes cantidades de ingresos, porque nadie más los tiene.

Mientras que estos son los rasgos esenciales del denominado Moat, Pat Dorsey desestima otras cualidades que a veces consideramos fundamentales. La innovación tecnológica, por ejemplo, es una ventaja competitiva con fecha de caducidad. La ferocidad con que se mueve el mercado hace que la competencia investigue a la máxima velocidad para vender lo mismo que el pionero del sector. Esto significa que al primer fabricante de un modelo nuevo de televisor, le espera detràs una desbandada de emprendedores hambrientos y listos para arrebatarle el invento.

Via The Money Glory