Ezra Crangle
(TheTaxHaven)

Asociado de BeyondProxy en MOI (The Manual of Ideas) Global.

Mexico.

Bulls vs Bears: La Batalla de los Inversionistas


Escrito 12 May 15

Orígenes

Si bien, los orígenes de por qué se llaman “Bulls” y “Bears” actualmente siguen inciertos.

Existen tres teorías de por qué el nombre de estos:

  1. Durante la Inglaterra de la época Isabelina, ya que no existían las peleas de perros o de gallos y las peleas entre caballeros ya aburrían a la población, se tuvo la gran idea de poner a un toro y un oso en una plaza a luchar, con el único objetivo de entretener a la aristocracia inglesa e inclusive a los pobres. Cada pelea estaba acompañada de grandes apuestas y diversión.
  1. Similar a lo que sucedió con los bulbos de tulipanes durante la Tulipomanía, hubo un tiempo en que la piel de oso era muy demanda. Los vendedores de las pieles especulaban con ellas, vendiéndolas antes de poseerlas (al igual que las posiciones cortas) con la esperanza de poder comprarlas a precios más bajos dado el exceso de oferta antes de entregarlas a sus dueños, siendo estos intermediarios conocidos como los primeros vendedores cortos. Después de prometerles a sus compradores la llegada de estas pieles, estaban pendientes a que durante la espera, los precios de estas pieles bajaran y así poder quedarse con un buen margen de ganancia. Estos intermediarios fueron conocidos como “osos” acrónimo de “corredores de piel de oso”.(Investopedia Staff, 2009)
  1. En el siglo XVIII, existía un famoso deporte conocido como "bearbaiting", donde un oso atado de una pata era atacado por un grupo de perros. Para provocar al oso se le colocaba pimienta en la nariz y cuando un perro lograba morder al oso en la nariz se le reconocía como victorioso. Todo este espectáculo se desarrollaba en un anfiteatro lleno de eufóricos apostadores muy parecido a algunas locaciones de las bolsas de valores del mundo, conocidas como las boiler rooms. Una derivación de este civilizado deporte era el "bullbaiting", donde el afortunado animal a disposición de los feroces canes era un toro. Aunque estas diversiones fueron prohibidas por su carácter inhumano en 1835, se inmortalizaron en la bolsa de valores. Bears eran los inversionistas que especulaban con el mercado a la baja, y Bulls a los que le apostaban al
    mercado al alza.

Artículo completo AQUÍ

Comentarios (0)