Los indicadores de confianza a ambos lados del Atlántico muestran un diferente comportamiento.  Así desde finales del pasado año, el ISM estadounidense mantiene una tendencia alcista, frente a la menor confianza reflejada en el PMI del área euro. La situación de inestabilidad dentro de la Eurozona explica este comportamiento.  Esto último se observa además dentro de la encuesta de condiciones crediticias. Debe recordarse que esta encuesta cuanto más negativa, más expansiva es la política de las entidades financieras. En el caso de Estados Unidos, retornó al signo positivo ya en 2010 (excepto en el último trimestre de 2011 reflejo de la situación de la Eurozona). Frente a lo anterior, en el caso del área euro, se mantiene en terreno positivo, sin haber experimentado gran mejora desde 2010. Pese a lo anterior, debe señalarse que el spread LOIS del Euribor a 3 meses se sitúa en los 37 p.b., cercano a los 31 p.b. del spread en dólares estadounidenses.  Luego no es un problema de tensión en el interbancario.