“Todo el mundo tiene un plan hasta que les golpean en la boca”. Mike Tyson.

Ese es uno de los principales desafíos del trading. Comenzamos con unos planes y entonces un movimiento en contra nos golpea en la boca.

Una vez que nos vemos empujados fuera de nuestro plan de trading, perdemos nuestra ventaja. Somos como el boxeador atontado que ya no se adhiere a su plan para la pelea. Sin una estrategia, no podemos maximizar nuestros puntos fuertes y compensar nuestras vulnerabilidades. La otra cara de la moneda de la observación de Tyson es que, hasta que no le golpeen en la boca, no sabrá realmente si tiene un plan sólido. Ganar dinero es mucho más fácil cuando las condiciones del mercado son favorables. Es cuando tenemos que lidiar con la adversidad que descubrimos lo resistentes que somos y cómo de efectivas pueden ser nuestras estrategias.

Una forma de ver la gestión del riesgoes como un marco de referencia que le permite ser lo suficientemente agresivo como para que de vez en cuando le den en la boca, pero no tanto como para que le noqueen. Aprender a encajar un golpe es clave para tener éxito en el boxeo y también es una importante habilidad en el trading. Así es cómo se entrena para sacar fuerzas de dentro y encontrar el empuje competitivo que le hará avanzar y le ayudará a superar la adversidad.