El fiasco en los resultados presentado por el valor, que además ve como no reduce su deuda y que rebaja sus perspectivas, han sometido un duro castigo al valor, que con el anuncio de su ampliación de capital  ha acelerado de forma muy significativa su castigo.

La corrección acumulada solamente en las dos últimas semanas y  lo que se lleva de esta es de casi un 50% y le ha levado a buscar una zona de soporte que ya había visitado el valor en varias ocasiones.  En torno a este nivel ligeramente por debajo de los 1,5 euros se han marcado los mínimos por ahora de este año, del pasado ejercicio, de 2013 y también los de 2009. Eran una zona de resistencia que se alcanzó en el año 2000, 2001, 2002 y que se superó en 2005. Así que, como vemos, es una referencia histórica importante para el valor.  De momento se ha parado ahí, en las anteriores ocasiones el freno en torno a este nivel ha permitido rebotes importantes, y ahora tocará ver si sucede lo mismo. Ya se han visto movimientos similares de fuertes correcciones bruscos rebotes en otras ocasiones, sin más lejos, por ejemplo a finales del pasado ejercicio.

Si esta zona de soporte importante es perforada tenemos dos niveles a vigilar antes de alcanzar otra zona significativa en torno a los 1 euros que nos confirmaría el escenario de corrección a medio plazo en el valor con posible extensiones a la zona de los 0,74 euros y después a los 0,55 euros. Los niveles previos que marcan la salida a la baja del gran rango lateral en el rango de los 1,35 euros y en los 1,25 euros.

Para validar cualquier intento de rebote  la primera resistencia significativa está en torno a los 1,77 euros y después ya la zona de los 2 euros. Deber situarse deforma consistente por encima de este nivel para tener opciones de continuar con el avance. y buscaría los siguiente objetivo en la zona de los 2,2 euros, 2,50 euros-2,70 euros antes de los 3 euros como zona clave a superar para sesgarse positivamente dentro del lateral y poder volver buscar su techo.

Siga leyendo en Finanzas.com