Los movimientos diarios fuertes se han convertido en una norma en los últimos tiempos para Apple. Ya sean al alza o a la baja. Hoy, tras anunciar que han vendido un número récord de iPhones (5S & 5C) de 9 millones, la cotización se ha disparado y en estos momentos sube alrededor del 5%. No es para menos, dado que ha superado ampliamente las expectativas de entre 5-7 millones de unidades vendidas. Sería interesante ver el desglose de estas ventas entre el 5S y el 5C, por ver qué tal ha funcionado el nuevo teléfono, pero Apple no ha proporcionado esta información.

Estos números parecen mostrar que el interés por y éxito del iPhone sigue siendo enorme, pese al fuerte incremento de la competencia y elevado precio al que ha salido el iPhone 5C que se pensaba (los rumores al margen de la compañía) iba a ser de bajo coste --un hecho 'sorprendente' que no pareció gustar mucho al mercado en un primer momento, a juzgar por su reacción tras conocerse en la presentación que Apple hizo el 10 Septiembre. No obstante, tampoco hay que echar las campanas al vuelo (en caso de que seamos accionistas, como mi caso); habrá que esperar a conocer las ventas en un periodo más prolongado, pero al menos aporta ciertas pistas... importantes.

Ayer precisamente escribía un artículo sobre Apple, en particular comentando algunas de las claves de una jugosa entrevista reciente que le han realizado al CEO, Tim Cook. Es interesante porque permite comprender mejor la estrategia de Cook y la compañía en general, y en particular sobre el lanzamiento del 5C. Además, Cook habla sobre qué importancia le da a los vaivenes de la cotización: no demasiada. 

En resumen, Cook y el resto de directivos de Apple no se muestran muy preocupados respecto a los "problemas" o "retos" (según cómo se mire) a los que se enfrenta la empresa: concretamente, la pérdida de cuota de mercado en el mercado global, pero sobre todo en China. Están convencidos de que están haciendo lo que consideran que tienen que hacer: crear grandes productos.