Quizá recuerden un post anterior en el que hablaba de que había entrado en BBVA con motivo especulativo de corto plazo. Si no lo recuerdan, les digo que compré el 9 de Noviembre a 5,974€.

El pasado viernes 30 Nov. cerré la operación, vendiendo a 6,48€, tras conseguir un 8% de rentabilidad (incluyendo gastos en comisiones). No me había fijado un objetivo claro al que vender, pero mis expectativas se han visto cumplidas. 

Hoy ha cerrado en 6,55€. Probablemente siga subiendo. No lo sé. Pero de cualquier manera, creo que en este tipo de casos merece la pena seguir el sabio principio inversor de "más vale pájaro en mano que ciento volando" y no apurar demasiado (que el último céntimo se lo quede el otro); porque no tengo nada claro qué puede pasar en próximas semanas/meses. Cualquier día o conjunto de días puede haber malas noticias y un sell-off que podrían llevar la acción a precios cercanos a los que compré. 

Por cierto, en la venta me pasó una cosa de principiante. Antes de la apertura puse un stop de venta en 6,48€ por si las moscas, tras haber cerrado a 6,55€. Abrió por encima, pero se me vendieron a ese precio en la apertura. Supongo que estas cosas pasan con las órdenes de stops...