De la paciencia como rasgo fundamental para obtener buenos resultados en la inversión y a nivel macro ya comentamos en un post anterior. En esta ocasión quería compartir un gráfico que acabo de ver en Business Insider.

Muestra la gran diferencia que existe entre una persona que empieza ahorrando a los 25 (Emily), y otra persona (Dave), que bajo los mismos supuestos (metiendo 200$ todos los meses en una cuenta de jubilación, con una tasa de rentabilidad anual del 6%) empieza 10 años más tarde, a los 35. 

Emily a los 65 años habrá "depositado" un 33% más de dinero que Dave desde que comenzaron a ahorrar, pero en la fecha de jubilación Emily se encuentra con el doble de capital que Dave.