Es sorprendente, que despues de haber escuchado, visto y leido a infinidad de politicos, periodistas y expertos que se han atrevido a pronunciarse sobre la actual crisis europea, crisis de la "sociedad del bienestar", nadie haya comentado algo sobre el efecto de las economias emergentes asiaticas, especialmente China, en la debacle del sistema europeo.
Cuando un trabajador Chino, por 150€/mes, sin seguridad social, sin aportacion al fondo de desempleo, sin prendas e.p.i, sin estar sujeto a reglamentacion por riesgos laborales, etc., es capaz de producir copias de baterias de moviles más que peligrosas, copias de medicamentos, copias de piezas de automoviles, etc. que entran en los mercados europeos y que somos capaces de comprar a precios irriosorios frente a los originales, debido a la ley de oferta/demanda e incluso a adquirir por internet, no es dificil vaticinar la debacle la "sociedad del bienestar".
La razón, es que ambas economias, no participan en el mercado con las mismas reglas.
Mientras los trabajadores Chinos trabajan como esclavos para empresas de compatriotas afectos al partido y multinacionales sin escrupulos y esta situacion es fomentada por un gobierno "comunista", que resulta ser el más capitalista de todos, no podremos competir.
Me resulta chocante que la izquierda europea y grupos alternativos, no se pronuncien contra esta politica de los paises emergentes, en especial con China, y si lo hagan contra las instituciones europeas y sus dirigentes, por abaratar los costes productivos de los trabajadores Europeos.
O la economia China se pone a nuestra altura, y un primer paso es la fluctuación de su moneda, el yuan, o la nuestra se pone a la altura de los Chinos.
Para las economias Europeas un primer paso, el más facil, ha sido apretar el cinturon de los trabajadores por cuenta ajena y funcionarios, cuyos ingresos son faculmente controlables por el estado.
Porque controlar los ingresos de autonomos y profesionaes liberales, resultaria tan complejo y costoso, que aún no se plantea....pero todo llagará si la actual crisis perisite en el tiempo. Tiempo al tiempo.