Sin ánimo de hacer lo mismo que suele estudiar Juan Ignacio Crespo en busca de patrones repetitivos a lo largo de la historia bursátil reciente, me ha chocado ver como este año 2013, está aconteciendo de una forma muy parecida a la del ejercicio 2006.

No comento esto por las tendencias de gráficos y lo que los índices están haciendo durante este año 2013 y lo que pasó en 2006. Si alguno se para a ver alguna gráfica de 2006 en los principales índices, comprobará que las tendencias son casi clavadas a las de este año, con algunos días de diferencia desde luego.

Lo curioso no es que las tendencias sean muy parecidas, ya que si nos ponemos a buscar, muchos son los años que han hecho bueno el dicho de "Sell in May & Go Away", lo que me ha llamado la atención es que los titulares de los periódicos son muy parecidos y como siempre todos los analistas saben explicar el pasado con gran nitidez.

- En 2006 las caídas vinieron provocadas por una caída en el precio de las Materias Primas, y que había provocado un Sell-Off en los mercados emergentes, los cuales venían de subir sin parar durante los 3/4 años anteriores.

Recuerdo como todas las recomendaciones (muy parecidas a las de 2013), y que apuntaban a que había que tener exposición en los mercados emergentes, se daban la vuelta y parecía un error tener un euro fuera de Europa. Como siempre que se habla de Emergentes, por entonces se decía que ya no volverían a crecer al mismo ritmo y que el mercado pondría bajadas en su tendencia.

Entonces los 12.000 del IBEX que se habían alcanzado en la primavera de ese año, parecían algo inalcanzable hasta los años siguientes y ya todo el mundo de los mercados daba por hecho que los máximos se habían visto por mucho tiempo, y desde luego para el año 2006. 

Por comentar algo indicativo, a mitad de mayo de 2006, el IBEX-35 y el Dow Jones Industriales, comartían el mismo nominal que rondaba por los 11.500 puntos.

Durante Julio de 2006 muchos esperaron a que viniera un rebote que dejara al menos la bolsa en positivo con respecto al ejercicio en curso, pero fueron Agosto, Septiembre y Octubre los meses en los que la bolsa subió de forma atípica.

Si bien las conductas humanas suelen repetirse, dudo que las condiciones externas sean iguales que por entonces. De hecho en Septiembre tendremos eventos que moveran nuestro mercado con total seguridad a corto plazo, a largo solo la viabilidad y los resultados empresariales de una empresa pueden hacerlo.

- Elecciones en Alemania.

- Elección de la sede Olímpica para 2020.

 

Como decía este sábado P.Paramés de Bestinver, es muy complicado analizar lo que harán los bancos centrales, la propia Sociedad, y detectar el comportamiento de la Macroeconomía. y su impacto en la Micro. 

Parece más razonable seguir un plan (cada cual con el suyo), y llevarlo a cabo.