En los años 40, y justo cuando los acuerdos de Bretton Woods acaban de ser firmados, las compañías petroleras de americanas empezaron a expandirse internacionalmente, para lo cual se fundó " Aramco", la  Saudi Arabian Oil Company allí por las tierras del profeta.

Dado que Bretton Woods ligaba el preciod el USD a la onza de oro, y está a su vez quedaba fijada en 35$ Oz, en un primer momento los Arabes aceptaron sin ningún impedimento los USD como contrapartida a los pagos, pero el hecho de que en el mercado negro la onza alcanzara casi el doble de su precio del oficial auspició a los sauditas a solicitar el pago de las facturas en oro, pero del contante y sonante. Para ello, la ceca de Filadelfia acuñó discos de oro que fueron envíados a oriente medio para satisfacer los pagos pendientes.

 

La verdad que la imagen de un sofisticado hombre de negocios americano viendo como un ciudadano  a priori "subdesarrollado" rechazando los USD para solicitar el pago a la antigua es ciertamente enternecedora. 

 

Esto es una traducción de algunos párrafos de un artículo de 1991 por Jed Stevenson, titulado "Las monedas de oro realizadas por los EE.UU. para ayudar a las empresas petroleras pagan sus deudas a los saudíes"

 

 

A veces las monedas son acuñadas por la más extraña de razones. 
 
Estas  monedas fueron acuñadas en Filadelfia por la ceca de Estados Unidos en 1945 y 1947 para satisfacer las obligaciones de la Compañía de Petróleo de Arabia Americana, o Aramco, que había sido creado en Arabia Saudita por cuatro compañías petroleras estadounidenses. La compañía se vio obligada a pagar al Gobierno saudí $ 3 millones al año en canones  y su contrato se especifica que el pago se hará en oro.
 
El dólar de los Estados Unidos en ese momento se regía  por una regla de oro que, al menos oficialmente, hizo que el dólar vale 1/35 de una onza de oro. Pero el precio del oro en el mercado libre se disparó durante la Segunda Guerra Mundial.
 
Durante un tiempo, los saudíes aceptaron el pago en moneda de los Estados Unidos, pero en 1945 se insistió en que los pagos en oro se reanudará. Aramco buscó la ayuda del Gobierno de Estados Unidos. Ante la perspectiva de un gran incremento en el precio del crudo saudita, el Gobierno acuñó 91.120 discos de oro adornados con el águila americana y las palabras "EE.UU. Casa de la Moneda - Filadelfia".
 
Aramco pagó por la acuñación de oro y  las monedas fueron enviados a Arabia Saudita.
 
Estas monedas de oro pesaba 493,1 granos, un poco más que una onza troy y el la pueraza fue de 91 2/3 por ciento y 8 1/3 por ciento de cobre. La finura era la de la  esterlina británica vigente en ese momento en el Medio Oriente, mayor que  el estándar de los Estados Unidos  que era sólo el 90 por ciento de oro.
 
Aunque algunos empleados Aramco dijeron haber visto las monedas en circulación a finales de los años 1940, incluso usándolas como fichas de póquer, las monedas no ciruclaron ampliamente.
 
La ley islámica desalienta las imágenes y las monedas más sauditas están adornados con escritura árabe sólo como decoración. El águila con las alas extendidas debe haber sido un espectáculo sorprendente para los musulmanes más ortodoxos de Arabia Saudita.
 
La mayoría de las monedas desaparecieron por razones más prágmaticas.Fueron embalados y enviados a Bombay, donde en vez de  los $ 35 la onza,se se vendieron por $ 70. La mayoría de las monedas fueron fundidas en barras y posteriormente vendidos en Macao.
 
En 1947, Aramco contrató 121.364 monedas de oro más pequeñas con el mismo diseño, pero un peso de sólo 123,27 granos. Esas monedas tuvieron un cierto uso popular en Arabia Saudita y comercializadas por alrededor de $ 12, o 40 de riales saudíes plata. Pero la popularidad declinó después de falsificadores suizos y libaneses imitaron  monedas similares, pero con menos oro.
 
En 1951, Arabia Saudita comenzó a acuñar sus propias monedas de oro fundido y la mayoría de las monedas fueron fundidas para ser usadas en las nuevas acuñaciones.
 
Hoy ambos tamaños de las monedas de oro Aramco son muy raras  y con  frecuencia se tratan de falsificaciones. Los grandes discos originales tienen líneas finas en y alrededor de todas las letras, mientras que las falsificaciones tienen pequeños puntos.